por Lynnsinhill

El hierbajo del calor


El calor despunta. Y como a una mala planta o un hierbajo perseverante intento erradicarlo a base de pulverizarle un aire acondicionado. Lo rocío con baños en la piscina pero él sigue ahí, amarrado a la atmósfera mayera y subiéndome el termostato ya de por sí subido a una nube dado mi embarazo.
Espero que las varices no me flagelen las piernas, que el Ministerio de Fomento de una mala circulación no se ponga a enrevesarme la piel con comarcales indeseables. 


Esta tarde ahogaré mis calores en una piscina. El agua masajeará este cuerpo-puerta de otra vida, esta "door" trapicheará con el frescor y ya verás... Queda poco para llegar a Santiago.

No hay comentarios: