por Lynnsinhill

Js España o El eunuco, el pastor alemán o el bosquimano mental versus la mujer

La chica llegó al macroedificio de la empresa. Ahí, ante el stock de espacio y plantilla, plantó su sonrisa a la recepcionista. Su boca obedeció al instante y sumisa esculpió lo demandado. La recién llegada había pasado un arduo proceso de selección: primero, currículum en inglés, segundo, test de personalidad, después, videoconferencia con el fundador en idioma shakesperiano y, por último, prueba de redacción.

Así que tenía motivos para sonreír. Sólo quedaba una última entrevista con el mandamás de turno, el gerente pululaba por allí con su pelo de pastor alemán. Unos mechones canos, como cenefas de paso de cebra, se ensartaban en medio de un paraje de tontuna y estupidez. Pero ella no lo sabía, aunque había entrevisto su jeta consultando la enciclopedia de caras de la empresa y no le había inspirado más que inquietud, esperaba equivocarse, errar en su diagnóstico y toparse con un tipo profesional. Vana esperanza la que alimentaba su sonrisa.

La chica se internó en la sala. El pastor alemán se erguía como un eunuco, pero a éste le habían castrado la inteligencia. Pero, repetimos, ella no lo sabía... y entró con la sonrisa enroscada en los labios.

El eunuco o el pastor alemán inspeccionó el currículum buscando intersticios, ranuras, "gaps" de dolor. La sal la tenía cerca y roció el CV (metafóricamente) con ella. Enseguida lanzó su primera pregunta salada:

-Aquí pone que tienes 30 años, ¿supongo que querrás casarte?
Ese asunto estaba finiquitado, acababa de debutar con su nombre y apellidos en un libro de familia. Ella sonrió, aunque intuía la tormenta blanca: todo se iba rizando y ya se formaban tsunamis de altas pretensiones.

-A lo mejor me meto donde no me llaman, pero quizás a los 32 querrás tener hijos, ¿no? -y la miró el bosquimano mental, el eunuco o el pastor alemán mal adiestrado con su pléyade de dientes contentos con la estocada a la igualdad.

"¿Por qué todo esto?", pensó la chica. "¿Por qué me han tenido que soltar al perro? Iba todo tan bien. Creí que les gustaba. Que eran profesionales..., buena gente. Me equivocaba". 

Así que la chica sonrió (un "eco eco" de su boca). La última vez para ellos. La función terminaba. Se titulaba mundo de igualdad. "No voy a tener hijos ahora", murmuró, pero sintió que sus ovarios estorbaban, que rechinaban como una pieza mal encajada y se fue aterida por la frase abandonando aquel mundo paralelo a la Aído.


Don Henry Miller vino a verla por la noche y le contó lo suyo.
Ya saben: que en su día, viviendo en Nueva York y falto de trabajo, fue hasta arriba (al jefe) a quejarse porque el de abajo (el subalterno) no le había dado una oportunidad:

Habría que ser como Henry Miller; ahí, bien plantado, cabreado en su orgullo y gritándole al Presidente de la Compañía Telegráfica Cosmodemónica de Norteamérica debido a que su asalariado le había negado la posibilidad de emplearle en un tosco puesto.

De modo que este blog es mi Henry Miller, él le gritará por mí al presidente de Los mejores catálogos del Mundo porque su subalterno (Pepito triple x) me hizo preguntas de bosquimano mental.

Actualización:

Por cierto, Pepito triple x es como un Francisco en un domingo de Ramos. Por ende, sumemos las mayúsculas y obtendremos al escalofriante bosquimano. 

Como no hay mal mal que por bien no venga, resulta que el susodicho me sirve de "maqueta humana" para ahondar en el carisma y personalidad de uno de los personajes de mi novela. Lo tenía a carboncillo y, ahora, gracias al sujeto, podré darle color y vida como un Sorolla.

Gracias, buen Dios, ahora he entendido el porqué de esta nefasta experiencia. Agradezco tus fructíferos vapuleos.

JS WORLD MEDIA ESPAÑA EMPRESA COMPROMETIDA CON LA CAUSA DE LA DESIGUALDAD  

6 comentarios:

Jan dijo...

E-mail enviado a JSEspaña:

"JS España, o cómo nuestra sociedad mejoraría si no hubiese empresas como vosotros:

http://edadkafkianadelynn.blogspot.com/2010/05/el-eunuco-el-pastor-aleman-o-el.html

Deseo fervientemente que vuestras hermanas, mujeres y/o novias tengan las mismas dificultades que ha tenido esta chica con vosotros a la hora de encontrar trabajo, a ver si sufriéndolo en vuestras propias carnes sabéis lo que se siente."

Tere Marin dijo...

Todo iba bién hasta que usaste calificativos de otros grupos o personas e incluso el del noble perro "pastor aleman" como insultos.¡Una lástima!
Tere Marin

Lynnsinhill dijo...

Yo he tenido y adorado pastores alemanes, no es un insulto a ellos, hablo del pelaje que este sujeto tenía semejante al del pastor alemán.

Siento si te he ofendido, pero nada más lejos de la realidad. Nidita, mi perra ya fallecida, lo sabe

Lynnsinhill dijo...

Another thing: ¿cuántas posibilidades hay de que lea esto un bosquimano, un eunuco y un pastor alemán? Además, tendrá que ser un enunuco idiota, un bosquimano corto de entendederas y un pastor alemán que supiera leer!!, aquí me quitaría el sombrero que no llevo. No pretendo ofender a nadie, pero no me van las censuras por lo políticamente correcto.

Saludos

Jan dijo...

Lynn, ¿por qué has borrado el nombre del responsable y modificado el nombre de la empresa?

Lynnsinhill dijo...

Porque estoy esperando confirmar unas cosas, si son como yo creo, pondré su nombre de nuevo. Estoy moviendo mis hilos de persona injuriada. Gracias por tu apoyo, Jan.