por Lynnsinhill

Ciudades del mundo

A Lynn le están hurtando los argumentos, se los están robando poco a poco con la estrategia del trabajo; ésa que la tiene horas sentadas dando la vuelta al mundo para poner en marcha cientos de páginas web al respecto.

Menuda paliza de monumentos, economía del lugar, cómo llegar y gastronomía de la zona. Desde entonces, he comido en decenas de países, pero tengo el culo plano de no moverlo de mi silla sedentaria. ¿Existen los viajes virtuales? Sí, los que yo hago sin despegarme de mi tercer brazo (teclado) y de mi cara antirreflectante (pantalla). A pesar de que ambos somos portátiles, ninguno de los dos se mueve y seguimos amarrados a puerto. ¿Creéis que quiero viajar? No, simplemente quiero quitarme el lastre de las ciudades de las que tengo que hablar como si mi retina y ellas se conocieran. Tendré que llamar a Braveheart para que me liberte, mi causa es casi tan grande como la de Escocia.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ala, ala, ala...Escocia!!!!

El Buen Salvaje dijo...

Bueno, yo hablo de muchas cosas sin haberlas visto directamente, como el aborto, por ejemplo.

A veces, no hace falta verlas para saber como son y, con Internet, menos aún.

Ánimo, Lynn, ¡peores cimas has coronado! ¿no?

Lynnsinhill dijo...

Ay, Internet me resuelve las dudas, es mi oráculo de Delfos, buen salvaje.

Y bueno, eso de que he coronado peores cimas... Sólo me quedan 9 ciudades del encargo en cuestión... Ya oigo el ruido de los cascos del caballo de Braveheart...

Saludos y gracias por seguir pasándote por aquí,a pesar de que yo cada vez lo hago menos.