por Lynnsinhill

El sol, la mujer y el pez


El verano se descuelga del cielo, con la ayuda del sol que abre surcos de rayos ultravioleta solamente esquivables con factor de protección 50. Estar bajo él es como campar bajo una espada invisible que hace mella en el mismo rincón de tu piel, una y otra vez, es un rayo autista.

Pero, a pesar de todo, la señora tendió su cuerpo lánguido, y relamiéndose de sol, sobre las rocas.

Tenía ligeros terrenos ya negros como el chapapote; los pechos ya tenían la cubierta tiznada y la aureola había perdido la frescura de antaño para transformase en un dique oscuro y fantasmagórico.

La mujer se dio la vuelta. La manecilla del minutero también dio otra vuelta. Y el sol siguió quieto.

Pasaron las horas, y la señora se retiró con sus miembros oscurecidos y apaleados por el sol hacia su hogar de veraneo. Los ojos, que flotaban como islas blancas en su rostro, buscaron sus pertenencias diseminadas, y se las encaramó al hombro.

-Odio este mundo -dijo ella, tan soprendentemente como si un esqueleto hablara.

-Ajá, ahora lo entiendo- repuso un pez que nadaba cerca, y que espiaba a la mujer con afán clarividente- Es una suicida, sólo ellos son tan tenaces con la muerte.

El pez saltó a las rocas, y se quedó ahí con su cuerpo brillante, echando relámpagos de luz, y aguardando la convulsión final.

No había diferencia entre la mujer y él.

11 comentarios:

vaderetrocordero dijo...

Suicidio al Sol... casi parece un western!

denisa dijo...

La verdad es que el ser humano es el más irracional de todos los animales. Sólo él es capaz de hacer a sabiendas algo que le perjudica tanto por... vanidad. En fin, yo no tomo nada el sol, pero todos tenemos malos hábitos. Buena lección le da el pez, me gusta.

Besos

El Buen Salvaje dijo...

jejejeje

Envía este texto al Ministerio de Medio Ambiente o a alguna farmacéutica, que seguro que te lo cogen para la campaña publicitaria de este verano.

Aunque ambas opciones podrían ser consideradas como "colaboración con el diablo", la verdad.

Tomar el Sol sí, pero en su justa medida.

Saludos salvajes.

Lynnsinhill dijo...

Un Wester... Tendría que haberlo llamado así, Vade.

Hola, Denisa, me alegra oír eso, eres sabia...Nada como el blancuzco para lucir sana. Yo ,teniendo en cuenta que escalo,no me queda más remedio que gastar mucho de eso.

Pues gracias por decirme que conciencia, le preguntaré al pez si quiere el estrellato, Buen Salvaje, y tu embarazada mujer salvaje?

El Buen Salvaje dijo...

Pues mi salvaje mujer ahí está, cada día más gordita y más guapa. Un embarazo envidiable, vamos.

Yo, abrumado me han este fin de semana, con la cantidad de cachibaches que hay que comprarle al Homo Moderno y con los que "tiene que venir" el primer vástago de mi dinastía.

En fin, es el precio de las comodidades de hoy en día, que al final se convierten en imprescindibles.

Saludos salvajes.

tootels dijo...

Precioso y muy real... la verdad que me gustaría hablar con los peces para saber algo mas de nosotros, por la memoria de pez, digo!! je je ..
Tendemos al final irremediablemente, pero algun@s se dan mas prisa.
Besos, nunca mais.

murron dijo...

Yo huyo del sol como de la peste. Soy tremendamente blanca y pecosa, asi que quemaduras seguras. Protección del 50, y a ser posible, bajo una buena sombra y con una cervecita fresca en la mano, no obstante soy mujer de lluvia.
Me ha sorprendido¡ creía que eras una mujer. Desde luego mi perspicacia es nula, ja jjaa. He leído que vas a ser padre por primera vez. Vas a alucinar. Yo tengo una niña de dos años y cada día me sorprendo de lo lista que es y de las cosas que hace. Son un pozo de sorpresas y un mar de satisfacciones. Es la leche¡¡¡

Lynnsinhill dijo...

Murron, soy una chica, el que va a ser padre es el buen salvaje. Yo estoy muy soltera pero ennoviada.

Persio dijo...

woww impactante!

Félix dijo...

¿Sabes lo terrible de tu prosa? Que no es ficción, que es real, posible, que esa catástrofe está ahí.....

A pesar de ello, buen dominio de las palabras. VOy a leerte a partir de ahora.

Lynnsinhill dijo...

Pues sí, Buen Salvaje, yo he sido recientemente tía y lo sé, aunque sea de manera secundaria.

El día que consigas hablar con uno, me lo dices, yo también querré tener una charla, Tootels.

Pues gracias Persio.

Cuando quieras Felix, ya sabes este sitio es tan público como un parque, y me encantará que vengas.