por Lynnsinhill

El plantón

Bueno, Lynn no está para crear montículos de palabras, la prosa ha quedado postergada porque la muerte ha venido a visitar a uno de mis perros.

He estado cinco días acompañándola porque quería darle la despedida plácida, ese mordisco de placer que te da Drácula; te quita la vida, pero es atractivo.

Estuve cinco días, nos dio plantón y tuvimos que ir a buscarla a lomos de una jeringa. Era demasiado duro esperarla, pero el cuerpo ya no estaba para esas paciencias intempestivas.

Había que irse, y hoy se ha ido.

Lynn se ha quedado afectada, cinco días son demasiada espera para la mente sana, por eso, mis disculpas, y perdón por el plantón, pero es que fue la muerte la que me dio esquinazo y la tuve que ir a buscar para mi perra.

Sé feliz, montículo de ladridos.

7 comentarios:

Gregorio Luri dijo...

Sé lo que es eso. Se pasa un mal trago. Y se nota la ausencia.

An dijo...

Lo siento creeme, aunque parezca estupido yo aun lloro por mi perro que tambien se fue hace mucho y no quiero más. un beso :(

El Buen Salvaje dijo...

Lo siento mucho, Lynn.

Se les llega a coger mucho cariño a los perros porque ellos mismos nos lo dan directamente, sin pedir nada a cambio. Son los animales más fieles que conozco. Y, a veces, mejor compañía que los humanos.

Saludos salvajes.

tootels dijo...

Lo siento, un abrazote bien fuerte y toda mi fuerza. Ya habrá otros momentos.
PARA SIEMPRE.

Spanjaard dijo...

Lynn, un fuerte abrazo y reponte pronto porque el planeta se nos está resquebrajando de tanto dolor. Entiendo y respeto tu duelo (aunque no comparta ese amor por las mascotas). Un beso.

Lynnsinhill dijo...

Gracias a todos, de verdad, y perdonad que sea un poco huraña y no conteste como debo. Pero, en breve vuelvo.

saludos

tootels dijo...

PASABA A SALUDARTE... UN ABRAZOTE BIEN GRANDOTE
nunca mais