por Lynnsinhill

El televisor y la Atlántida


Una vez el Señor Horacio vio un documental:

Un equipo de científicos excavaba en la arena de una playa paradisiaca, con las palmeras frunciendo sus cinturas, el agua delatando todo, mientras los miembros del grupo trataban de encontrar la entrada de una cueva que les daría la clave para encontrar la Atlántida.

El señor Horacio se maravilló, y la envidia encendió dos velas en sus ojos. Era un tarde de otoño con un sol mugriento entrando por la ventana, con un ruido de autovía pertrechada de hojalatas contaminantes y escandalosas. Todo eso componía la banda sonora del edificio, una música que no compuso John Williams y Vangelis, desde luego.

Tras esto, el señor Horacio se dirigió a la estantería, y se hizo con un atlas.

El atlas desplegó su pelambre de folios

Se fijó en el mar. En un hueco azul, "sospechoso, muy sospechoso", consideró, mientras los dedos dudaban sobre su barbilla.

-Sí, sin duda, ahí está la Atlántida, la he encontrado -anunció, al tiempo que pintaba con anhelo de corsario una equis.

Después se sentó en el balcón, con una cerveza endiosada en su mano.

"Cada uno tiene su manera de encontrar un continente perdido en una playa maravillosa", pensó, consolándose y vertiendo su mirada en una porción de su continente asfaltado.
No tenía nada que envidiar a los del documental.

11 comentarios:

El Buen Salvaje dijo...

A esto se le llama optimismo y lo demás son tonterías.

Una visión simple y llana de la vida ayuda mucho a humanizarse de nuevo.

Saludos salvajes.

Groucho dijo...

La cuestión es... ¿Para qué encontrar la Atlántida? Si debe estar todo perdidito de agua.

Desde luego, el método del señor Horacio es el más cómodo. Y total, el resultado es el mismo.

tootels dijo...

me ha gustado mucho esta entrada... optimista, ese es el camino, no dejarse caer... yo hoy la he enconttrado en una siestecica de veinte minutos entre conversaciones en japonés de una pelicula muy afamada y muy pirateada..

Persio dijo...

el paso firme ha sido dado, bien ahí1
saludos!

Lynnsinhill dijo...

No es genial viajar a islas maravillosas mientras uno trabaja buscando la Atlántida?? Salvaje, formamos equipo?

Desde luego todo perdidísimo, pero creo que el oro no se oxida...psss, Groucho.

Película muy afamada y muy pirateada?? es una adivinanza, tootels??

Y la equis bien marcada, Persio.

saludos a los cuatro

El Buen Salvaje dijo...

Jejeje siempre me ha dado una envidia cochina los documentales estos de peña que viaja por todo el mundo y te enseña lo más maravilloso de la Madre Naturaleza mientras piensas: "¿cómo c... habrá conseguido este ese trabajo-chollo?"

Digo yo que habrá hecho algún sacrificio, esfuerzo, etc... para llegar ahí.

En fin, efectivamente la Atlántida se puede busca en la mente de uno también, Lynn.
Y la Alquimia.
Y el Vellocino de oro.
Y el retrato de Dorian Grey.
Y El Dorado.

Sólo hay que ponerse a escribir.
Y escribir.
Y escribir.
Y escribir.

Formamos equipo, Lynn, a pesar de la distancia. Pero yo me pido la parte de viajar a islas maravillosas ¿vale?

Saludos salvajes.

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

Hay quien asegura que, debajo del asfalto, exiten playas paradisíacas con grutas que ocultan espléndidos tesoros, custodiadas por hermosas mujeres libres de todo pudor.
Un beso, Lynn.

Rubie dijo...

Hola Lynn, gracias antetodo por venir a visitar mi blog. Si me lo permites vendré de vez en cuando a leerte.
Un beso

An dijo...

Nunca envidio los documentales, lo que en ellos ocurre ocurre aqui a mi lado, animales salvajes ...voy sobrado, lugares paradisiacos, más, construciones insospechadamente raras...sobran ...Asi que aunque interesantes, los documentales nunca me dan envidia, aunque si me enseñan a apreciar lo que veo, un bico y unha aperta guapa, muac

Anna E. dijo...

¿Será al final verdad que realmente existió la Atlántida o es sólo una utopía? Saludos

Doctor dijo...

Saludos del Doctor, Crítico insolente de Blogs

http://elburladordemitos.blogspot.com/

P.D.: La Atlántida la referencia Platón...