por Lynnsinhill

EL AVIADOR DE LOS SUEÑOS


El chico quería ser aviador, nada de piloto, sino aviador. Esa profesión romántica, de ensueño, que permite que rasgues su superficie de algodón con sólo asomar la mano por la ventana.

Pero, después, estaba el gran escollo, lo que el padre meditaba para el hijo.

-Yo quiero ser un Saint Exupéry. Viajar por los cielos, y sentarme, luego, a garabatear mis sueños en las cuartillas y, por supuesto, morir estrellado en alguna duna arenosa y gigante que surge, de repente, para prestarme su lecho de playa.

Pero el "pater "no entendía a los principitos, jamás lo había leído, e ignoraba que había planetas así de minúsculos, que los recorres con un paso, que tienen una luna por lámpara, y un par de estrellas por espías.

De modo que el aviador, a pesar de que ya andaba pertrechado en su chaqueta de cuero -con una águila dibujando un vuelo en la parte trasera- y las botas asesorando a sus pies sobre el mejor camino para seguir a los sueños, pues a pesar de todo eso, el chico se quedó solo, varado, observando al padre malhumorado leyendo el periódico, mientras la cantinela electoral pregonaba los triunfos y derrotas de la jornada.

-Maldita sea, papá, ¿oyes el rum, rum del motor de mi avión? Si no voy ya partirá sin mí.

El avión cantaba sus milongas de motor de una manera suave y hermosa, pero impaciente y apresurado, decía: "Date prisa, chico. Hay viento a favor, y mucho camino por delante".

El hijo miró al progenitor (de esa manera en la que sólo se mira un padre un par de veces en la vida)

Pero, el "pater" siguió con el tráfago de las noticias que leía, pero antes de que pudiera levantar la vista ,para sorprenderse ante el hijo que ya era un hombre, el avión ya había levantado el vuelo con la mejor compañía para un viaje: un soñador.

9 comentarios:

An dijo...

odio ese afan de los padres por que seamos algo que no queremos ser y que resulte de probecho...pero la vida es asi...cuando se dan cuenta los hijos estan volando :) un bico y un saludo preciosa

Hijo del Quijote dijo...

Los Sueños y las Ilusiones vuelan muy alto... hay una explciación.

Nos vemos.

HdQ

vaderetrocordero dijo...

Pocos se acuerdan Saint Exupery aviador... salvo los viajeros que pasan por el aeropuerto de Lyon, que lleva su nombre.

jerjes dijo...

Qué bueno éste... me gustó mucho. Me pido ser el soñador!

El Buen Salvaje dijo...

Me encantó El Principito. Me lo leí de un tirón en plena adolescencia.

No he vuelto a leerlo, no sea que me defraude, pasado el tiempo. Prefiero tenerlo en el altar de libros míticos, que ha habido muchos que han perdido su magia al revisitarlos (como esas joyas arqueológicas de las que has hablado en alguna ocasión, Lynn).

Saludos salvajes.

tootels dijo...

Esa situación la he vivido varias veces, desde luego no con el avión, pero si con el teatro,las acampadas y demás... daba igual lo que dijese, sé que lo iba a conseguir, me iba a ir igual, quizás solo buscase su aprobación, no se..
Muy buen relato, me ha gustado especialmente...

Lynnsinhill dijo...

Hola, hola, An, más razón no puedes tener.. te ha pasado algo así?

Hijo del Quijote, y tu padre qué quería para ti?

Vaderetro, a mí eso de la boa que se comió un elefante me ha marcado, quién dijo que era un sombrero?? Gracias por culturizarme con lo de Lyon.

Jerjes, sin problemas porque ya lo eres, perfecto para el papel.

Buen salvaje, yo no me atrevo a leerlo por miedo a darme cuenta de que soy demasiado adulta.

Ay, Tootels, lo que cuento es universal y nda único, me alegro de que te gustara.

Persio dijo...

uno será lo que pueda no lo que los demás quieran...

Denisa dijo...

Sí, es que no hay nada como los progenitores para apoyar los sueños de los hijos jeje. Bueno, lo cierto es que los soñadores debemos emprender nuestro viaje en solitario, pues los sueños nuestros son y es nuestra responsabilidad. La vida es así.

Besos