por Lynnsinhill

TENGO UN PLAN

Últimamente tengo las palabras más en venta que nunca. Las cotizo a la baja, de la peor y más rastrera forma. Antes me sentaba frente a mi libreta llena de renglones emocionados, no tenía trabajo, y aquello era una bendición que me lanzaban los señores amables del destino que me miraban y decían:

-Tú no puedes trabajar. Te aclaramos que no eres una holgazana, no eres una perezosa que abomina de los horarios laborales. Pero el camino, esta senda difusa de la vocación, si te alejas demasiado, puedes perderlo de vista para siempre. Ya sabes, en la densidad de esas hojas verdes, enclenques, e infectas que ruedan por las manos como Willys o Phileas Foggs.

A veces creo que no tengo voluntad, que la señorita voluntad enviudó de mí hace años y que, desde entonces, soy incapaz de afanarme en algo dotado de un principio, desarrollo, desenlace y final.

Paseo, y me meto en el disfraz de Lynnsinhill que es la única que demuestra un conciencia concienzuda que viene aquí a parir las historias que, de otro modo, nunca hubieran desfilado. Personajes que muestran las enormes carnes de sus caderas, con sus contoneos delante de los lectores, o las casuales exhalaciones de despistados que me mandan las búsquedas del google.

No sé. No sé.

Hoy tengo la mente alquilada, les he dejado un par de habitaciones a varios políticos (aclaro a algunos que trabajo de periodista y que se acercan elecciones)Todos ellos se han sentado orondos, c0n la boca marchita por tanta tontería soltada, y se han puesto a pedir copas y más copas de mis neuronas. Uno incluso me ha rogado que una oliva trinchada por un palillo pululara por su brebaje.

Yo obedezco, porque la voluntad se piró de mí hace tiempo.

Pero os digo un secreto; psss... es la onomatopeya que irradian mis labios, la dejo caer como una fina lluvia de verano.

Tengo un mecenas. Dice que algún día me mantendrá, y que yo escribiré, que tendré voluntad, me habré recasado con la bella voluntad amarrándola con un anillo ingente, y que luego, quién sabe, algún día, yo podré mantener a mi mecenas.

Hasta entonces, silencio.


Entradas con temática semejante: Las ramas del verano
El sueño "kafkiano" de Lynn

11 comentarios:

vaderetrocordero dijo...

No quiero desanimar, pero yo antes de acabar en las orquestas verbeneras tocaba por gusto (tenía mis grupos, componía...) Desde que, en Octubre, lo dejé como profesional tras siete años, no he vuelto tocar una sola nota. Aunque todos los que han pasado por esto me han asegurado que se vuelve. Pero se tarda.
El ANILLO con el que desposamos a la voluntad puede ser fruto de la vanidad y el ansia de poder del hombre. Quizá ha llegado el momento de valorar más el trabajo del artesano y no tanto las circunstancias del artista.

Groucho dijo...

Las palabras en venta, la mente en alquiler... a este paso, más que en Google habrá que buscarle en segundamano.

Aquí estaremos esperándole, señorita Lynn. Con Hill o sin Hill.

Persio dijo...

la voluntad de las palabras se esfuerzan por no abandonarnos, pero nosotros venimos en caida libre, quien nos salvara?

mireias32 dijo...

Encadenarse a un mecenas?, seguro que eso es la libertad?
Besos de jueves
Lady Bourbon

Lynnsinhill dijo...

Vade, a ver...?? Te ha pasado, a veces, que cada día que pasa te reafirmas más en tu sueño? Te deja sin escapatoria, y te dice que eso o eso?? No sé, es dictatorial, pero no puedo hacer nada, no es vanidad es un camino irremediable. Si puedes estar sin escribir adelante, pero si no...

Muy ocurrente, Groucho, creo que mañana salgo y baratísima. Una ganga.

Nosotros, sólo nosotros, Persio. Un saludo de salvación.

Mireia, no hay esclavitud si tu mecenas te acerca a tu sueño, cree en ti, y te adora, como yo a él.

ixchel dijo...

Me gusta como te plantas, como te enfrentas a la cotidianidad, la imagen de la ¿moleskine? me gusta, evoca parte de lo que hace diariamente y lo comparte con nosotros, y bendito es el tiempo que tienes de sobra y que lo empleas para escribir y compartir.

Leicca dijo...

voy a alquilar la mía un rato.
seguro que la tratan mejor que yo.

:-D

un beso.

rodia dijo...

Paciente e incondicionalmente tuyo...

vaderetrocordero dijo...

A lo mejor se me fue la mano con la metáfora... Me refería a que hay otras formas de escribir. Tú eres periodista. Ese medio puede ofrecer unas posibilidades de realizarse como escritor/a mayores de lo que parecen. Con la vanidad me refiero a casos como (por ejemplo) el de el ezcritor, que ante todo quiere SER ESCRITOR, en vez de ESCRIBIR. Se tiende a pensar que el trabajo del escritor a secas es más elevado que el del artesano (periodista) que utiliza la escritura cada día como herramienta de trabajo. Cubrir las ruedas de prensa de los políticos seguro que es una mierda, pero te curtirá en la técnica y acabarás tocando este instrumento con los ojos cerrados. No desesperes, vas por buen camino.

tootels dijo...

BUFF COMO NOS AFECTA LA PRIMAVERA SEÑORIITAAA!
VENGA ARRIBA QUE YA ESTÁ BIEN DE LAMENTARSE Y ESPERAR...
LOS TRENES VIENEN HACIA TI CUANDO ESTÁS CERCA DE LA VÍA, SI NO OLVÍDATE DE VERLOS PASAR...
... Y NO TE ENCADENES, SIMPLEMENTE AGÁRRATE BIEN FUERTE, PARA PODER SOLTARTE DE VEZ EN CUANDO...
NUNCA MAIS

Lynnsinhill dijo...

Gracias, Rodia. Eres generoso.

Itxel, es que la Moleskine, ya sabes, la usaba Heminghay.

Leicca, lo dudo, tú le das libertad digital

Vade, yo creo que son dos cosas distintas. Pero es cierto que es un género, que consuela algo, pero no hay que confundir. En fin, gracias por aclararme que estoy en el camino.

Tootels, no me encadeno, me soltaré de vez en cuando, pero creo que en mi vida no he tenido más libertad que ahora...