por Lynnsinhill

EL OTRO FUEGO QUE PRENDIÓ MONTAG


Ray Bradbury publicó por primera vez su Fahrenheit 451 en la revista Play Boy, en 1954. No hubo otra forma de romper la fría pared del anonimato.

El día en que Bradbury ofreció los fornidos pechos, y esa espalda bravucona del bombero Montag a los editores de la revista, se encontró con la sorprendente respuesta del Sí.

Tal vez, Montag era un prototipo de hombre Play Boy, un Indiana Jones de las llamas, un militante de una causa rara que pronto se desmoronó. Puede que Don Quijote inspirara a la masa gris de Bradbury a adentrarse por los caminos de la quema de libros, creando cordilleras con una floresta de páginas que poco a poco morían con las primeras caladas de un fuego cobarde.

El día en que Montag se vio rodeado de damas enarbolando pechos, y adoptando posturas de fémina sumisa, con los labios conteniendo diez mil insinuaciones de besos remitidos a todo el público de la revista, fue muy confuso para él.

Los hombres corrían las páginas, estrechando los ojos como lupas libidinosas, tratando de atravesar los recodos de la ropa interior de una tal Dolores del Monte, cuando, de repente, Montag asoló su libido con unas cuantas palabras:

-Nunca leo los libros que quemo, está prohibido por la ley.

Entonces Montag, sin darse cuenta, apagó varios millones de incendios gestados en los ojos de los lectores de la revista , provocados por las fotos de incendiarias mujeres, y encendió otro, el del poder de su historia.

Ese largo y hermoso fuego, todavía crepita entre hombres y, por supuesto, las mujeres lectoras.


Entradas parecidas: Homenaje a Orwell
John Kennedy Toole

23 comentarios:

Persio dijo...

ese tipo de fuego son elixires sagrados en mi biblioteca.
saludos!

mireias32 dijo...

451 preciosa temperatura a la que arde el papel....:))

Buscador dijo...

Me gusto lo que leí.

Felicidades.

Lynnsinhill dijo...

Supongo que lo tendrás al lado de 1984, Persio.

Veo que lo has leído,Mireia.

Pues gracias, buscador.

Leicca dijo...

Jeje...
Entre 1984 y Un Mundo Feliz creo que es donde se suele colocar en la estantería.

Me gusta este texto Lynn.
Pero todavía no he repasado tu histórico.
Voy a golpecitos suaves con los blogs, y con los posts y con todo.

(Me encantó lo de la dragqueen.)

Ixchel dijo...

Pero esos años era insinuar, provocar, hoy día no dejan nada a la imaginación, incluso algunos le llaman desnudo artístico y no es más que porno vulgar y corriente.

Me gusto el relato…

tootels dijo...

Esta palicula la tenía olvidada hasta hace un mes aprox.. Leyendo la trasera aparece un comentario de Jon Juaristi que dice ".. puede ser interpretada como una alegoría contra la censura y una admonición contra los riesgos de la cultura audivisual, que podria relegar la lectura a los margenes".
¿Tú que opinas roquera?( y no rockera..)
Saludos desde mi país.

El Buen Salvaje dijo...

Oh, que grande es Farenheit 451. Esos bomberos de libros, que en vez de apagar fuegos, los provocan, utilizando como combustible los libros que, por ley, están prohibidos. Un mundo de pesadilla.

Merecida entrada te dedico hoy en mi blog, Lynn.

Saludos salvajes.

Suzanne dijo...

Este libro es uno de los mejores libros de la historia. creo que lo recomendé una vez en un post sobre repetir lectura. Tanto en la forma como en el fondo... un placer que me recuerdes a Montag...

Un beso!

An dijo...

Una de las novelas más inquietantes y hermosas que e leido jamas...me an entrado ganas de releerla :) la buscare...me encanta sobre todo, el miedo con que encara la lectura, propio de los que dicen "no me gusta leer" y la avidez compulsiva que proboca luego en el, es una novela redonda a mi entender :)La pelicula tambien me encanto, tiene el final más hermoso del cine, aunque esa es una impresión particular :) un saludo

Denisa dijo...

Hola querida se me ha estropeado el blog, fíjate que faena. Sólo se puede leer en Firefox. Ojalá tuviera tiempo para leer tantos libros buenos, en fin... me vuelvo al trabajo.

Besos.

Lynnsinhill dijo...

Bueno, pues el histórico seguriá ahí, creciendo, y creciendo, Leicca, sin prisas.


Sí, supongo que antes todas insinuábamos, Itxel. Dicen que es la evolución.

Tootels, yo no he visto la película, me gustaría, creo que en breve veremos otra nueva versión.
Y bueno, te puedo contestar que hay libros que deberían ser siempre libros. Saludos.

Gracias, Buen Salvaje por la dedicatoria, de verdad que me ha encantado esa crítica tuya. Sigo sonrojada desde que la leí, un día de estos tendré que hacerte un monumuento.

Después continúo contestando.

Lynnsinhill dijo...

Hola, Su, supongo que 1984, Un mundo feliz y éste forman un trío increíble. Saludísmisimos.

Y yo sin haber visto la película, An.

Denisa, patas arriba, cuándo va el técnico a solucionarlo??

vaderetrocordero dijo...

Es curioso lo francesa que se vuelve la historia en la película, con todos esos personajes al final recitando por la campiña... Tendré que leer el libro. ¿No hay una adaptación al cómic?

El Buen Salvaje dijo...

Jajajaja ¡no es para tanto, Lynn! (Me refiero a la pequeña reseña sobre tu blog)

Simplemente el otro día recordé que ya tuvimos una "conversación" sobre las lisonjas y los halagos en este blog.

Eso, y que han terminado los premios del 20 minutos y esto me ha dado la opoertunidad de valorar los blogs que más me gustan y que he tenido el placer de conocer gracias a este concurso.

Saludos salvajes.

Lynnsinhill dijo...

Pues creo que no, Vaderetro. Aunque la historia se presta más, en mi opinión, al formato cómic que cine.

Ya te dije que me dejes a solas con mi ilusión, lo tomo en su justa medida, no te preocupes, pero reconozco que me encantó, Buen Salvaje.

Ara dijo...

No podía faltar Farenheit en tu blog, Lynn. Lo leí hace años y me flipó. Hace unos meses volví a deleitarme con la adaptación de Truffaut, y me entraron unas ganas enormes de releerme el libro, pero no lo encontré por ningún rincón de mis estanterías. En aquel momento pensé que se habría extraviado en alguna mudanza, pero un día llegué al convincimiento de que estaría hecho ascuas en el sitio más inesperado.
Un besazo

Betote dijo...

Tengo prestados los tres: 1984, Farenheit 451 y Un mundo feliz. Los cuatro, si incluyo La naranja mecánica.

Lo malo es que no recuerdo a quién se los presté. Los libros son amantes muy infieles :(

Un saludete, desde la tranquilidad, la normalidad, el puro placer de leerte sin, por suerte, sospechas ya de nada más :)

Lynnsinhill dijo...

Y yo sin haber visto la película, bueno, al menos tengo el libro localizado en la estantería... Él día menos pensado aparecerá, Ara.

Betote me alegro de que tengas esa tranquilidad, se añoraba, eh?? Ahora hay más sosiego por los blogs, antes sólo había estrés, carreras pora el resparto de votos, y poca transparencia. Todo estaba opaco, hasta nosotros mismos.Tu entrada lo deja muy clarito.

Anónimo dijo...

Bonito prologo sería este para farenheit.
Preciosa manera de redactar tiene usted.
Un gran regalo para los sentidos. Poesía encantadora!!

Lynnsinhill dijo...

Pues gracias, anónimo.

jerjes dijo...

Otro que no he leído...como dice Betote, de esos cuatro, solo tengo la Naranja Mecánica, y creo que leí "Un mundo feliz"...el resto, es que no llegaron a mis manos, y tampoco me ha dado nunca por buscarlos...

Besos

Lynnsinhill dijo...

Pues eso no puede ser... si los leyeras te inspirarías para dibujar unos buenos personajes atormentados de los tuyos...