por Lynnsinhill

A.D.

Creo que voy a volver a las viejas costumbres, al camino único y verdadero: a la libreta delante, a los dedos empuñando la feroz arma de un bolígrafo, y las ideas a lo Heminghway cayendo sobre la "no Moleskine" de mi regazo.

Volveré al gimnasio, muchas veces, pero con menos frecuencia, porque ha estado bien estirarme como una atleta de la prosa, pero no es el camino, sólo hay uno, y es solitario, muy solitario, sin comments, sin visitas, y estadísticas.

Volveré a ser A.D., con suerte, para mí, sabréis algún día lo que esconden unas siglas.

18 comentarios:

rodia dijo...

Todos los caminos son solitarios. La cuestión está en el modo de soledad que elegimos.Todo es tan prescindible como insuficiente; el señuelo de las alternativas no debe enmascarar que son metodológicas, no de destino. Como consuelo no es cosa baladí compartir la soledad: visitar el mismo gimnasio. Y éste es inmenso: llamitas cada una consumiéndose en su bujía, iluminando un espacio infinito.El espacio que existe es el que vemos, cuantas más luces alumbrando, más universo. Disculpa la osadía de hacerte una petición: no hagas más pequeño el mundo.
Un preocupado lector lynnsinhillniano (que, tal vez, alguna vez pueda cultivar la afición sobre papel, lo que su vista maltrecha agradecerá).

El Buen Salvaje dijo...

¡¡¡Noooo, Lynn!!! ¡¡¡No nos prives de tu prosa!!!

Es cierto aquello de "la soledad del escritor". El camino es solitario, sí, pero la meta, no.

Cada cuento, cada novela, cada entrada del blog es un camino. Y la meta es la lectura de los demás. No abandones la meta, por recorrer el camino. Ambos van unidos.

Internet es un gimnasio, sí, pero se puede llegar a convertir en una merecida medalla de oro.

Piénsalo.

Saludos salvajes.

Leicca dijo...

¿Un poco al modo Cibeles,
A.D. deja la postal
vuelve a firmar (afirmarse)
y si no les gusta
que le echen azúcar?

Un beso guapísima.

(Muy buena puntualización tu comment. Me hizo pensar.)

Lynnsinhill dijo...

Muchas gracias, Rodia, me animas mucho con tu sinceridad. Lo que he escrito es un reflejo de algo que me ha costado entender; el camino auténtico está fuera de este blog, aunque algunos crean que esto es el Everest. No te preocupes, seguiré escribiendo, quizás hasta con la misma frecuencia, pero me ha sonado la campana, se acabó el gandulear y creer que esto es suficiente por ahora. Me voy a retomar la libreta, la soledad de mi novela, a ella vuelvo, como una autora pródiga. Tengo miles de planes: quiero escribir relatos, terminar mi novela, alimentar a este blog, presentarme algún noble concurso de literatura superviviente...

Y necesito críticas, como las tuyas y las del Buen salvaje. Seguiré viniendo, necesito el blog, y a los preocupados lectores lynnsinhillianos.

Ambos van unidos, buen salvaje, tengo que aprender a combinarlos porque todavía no sé. Por eso, me tomo unos días para solucionarlo.

Leicca, me alegro. Hacer pensar es una tarea no reconocida.

Peonia dijo...

Lynn la vida del escritor es solitaria. Un trabajo duro y difícil, no puede der de otra manera. Pero el blog es un buen laboratorio para practicar la escritura y para conocer gente interesada en la lectura y los libros. Me ha gustado lo de que Internet es un gimnasio y quizás podría ser un taller inmenso. Ánimo, suerte y espero que sigas con el blog.

El Buen Salvaje dijo...

¡¡Tengo un plan, Lynn!!

No sé. Creo que a toda nuestra raza de Homo Escrituribus Furibundis le pasa lo mismo y he parido una solución sencilla.

Divide y venceras, que dijo el romano ése...

Conejín dijo...

Hola Rodia, te debia esta visita, aún que me pasé a verte alguna que otra vez sin dejar comentario, no quería que el comentario de este humilde conejo manchara este culto lugar. Sin embargo hoy vengo a darte la gracias por tus generosas visitas. Un beso de tu amigo conejín

Lynnsinhill dijo...

Peonia, muchas gracias, de verdad, sinceridad en todo lo que leo de ti, si algún día necesitas una humilde trabajadora de las letras, me ofrezco voluntaria. saludos

Conejín, te has confundido, yo no soy Rodia, esa vista que tienes tan poco acostumbrada a las luces del ordenador te confunde. Anda, anda, vete con tu columna del 20m a otra parte, y soy Lynn, Lynnsinhill, menuda confusión de conejo has tenido, afina los comentarios.

Conejín dijo...

Hola Lynn, te debia esta visita, aún que me pasé a verte alguna que otra vez sin dejar comentario, no quería que el comentario de este humilde conejo manchara este culto lugar. Sin embargo hoy vengo a darte la gracias por tus generosas visitas. Un beso de tu amigo conejín
¿Así mejor, verdad? Nunca es tarde para recticicar. Me alegra que tengas sentido del humor, es muy importante para hacer la vida más llevadera.
Saludos del amigo Conejín

Persio dijo...

espero q sea una broma de mal gusto y nos nos quites tu prosa...
saludos!

Myrna dijo...

hola guapa, no he pasado estos dias porque me cambio de ciudad y no acabo de empacar...asi que ya la otra semana espero ya estar libre, ubicada y tranquilita para poder leer todos los post que me he perdido.

un beso y recuerda que es tu blog y con el haces lo que te venga en gana, asi como cambiar la prosa por lo que te apetezca.. aqui andaré.

ixchel dijo...

Seguro que lo harás y seguro te reencontraras con el origen con el principio de lo que fuimos en alguna ocasión, seguro ese día llegara y el (el día) te esta esperando.


Disculpa lo esporádico de mis comentarios ando batallando con la notebook.

Saludos.

Groucho dijo...

Está bien reinventarse de vez en cuando, señorita Lynn, es como reinstalar el maldito Güindous para limpiar todas las impurezas que se nos han colado y que hacen que el PC vaya más lento que el caballo del malo.

Y que no se preocupen sus amigos porque deje de escribir... no podrá.

Un abrazo. (Ya, ya, las manos por encima de la cintura. Descuide)

tootels dijo...

NO ME LO CREO ROQUERA, TE QUEDA MONTAÑAS MÁS ALTAS, TODOS LO SABEMOS.
SIGUE HACIA ARRIBA, SI ES LA VIA QUE QUIERES EXPLORAR, PERO SIEMPRE ESTARÁS AHI, FORZANDO TUS MÚSCULOS...
UN SALUDO FUERTE Y UN ABRAZO, EL MIO DE ESPALDAS Y LAS MANOS DONDE CAIGAN, JE, JE, JE

Lynnsinhill dijo...

Conejín, o coneja, como prefieras, perpleja me dejas porque sólo te he dejado dos comentarios en todo este tiempo, no soy fan de tu blog, lo siento, y cuando te he comentado algo ha sido para decirte que...no sé, que para mis sobrinos sonarás divertida pero que a mí me deja tan indiferente como un plato con una zanahoria cruda. Anda, si leyeras, estás metidas de pata te las ahorrarías.Y culto!! Yo no considero mi blog culto... !!

Persio, creo que continuaré, I can´t dejar el blog, me parece, pero reconsidaré ciertas cosas. Gracias por el apoyo.

Gracias Myrna, sigue empacando y tranquilo decidiré bien.

Itxel, sin problemas, cuando quieras, de verdad.

Ay, señor Groucho, nunca perdamos nuestra amistad, y que esto no suene a una condena.

Eres listo, Tootels, creo que no puedo, lo mantendré, pero, como ya he dicho, reconsideraré ciertas cosas. Ojalá lo pudiera hacer todo. Muchos saludos.

Feliz semana

Mar dijo...

Nunca perdamos la libreta. Las palabras escritas a lápiz, boli o rotulador son la esencia de nuestra voz.

Muchos besitos Lynn y mucha suerte.

p.d: A.D? Me intriga...

Lynnsinhill dijo...

Hola, Mar!! Fuiste al Fitz Roy¿¿ Ya me dirás, gracias por tu regreso.

saludos

Mónica dijo...

Lamento decirlo, pero estoy completamente de acuerdo. Siempre se pueden hacer pequeñas escapadas al mundo real, es necesario encerrarse en uno mismo para poder llevar a cabo esto de juntar letras. Recuerdo cuando finalicé el parto de mi novela, te aseguro que había perdido más de 7 kilos y estaba más ida de lo habitual, pero mereció la pena.
Un abrazo y ánimo compañera de fatigas