por Lynnsinhill

LA PREPARACIÓN VITAL III


El hombre, Casius para todos nosotros, clavó de un solo golpe el auricular en el seno del aparatejo. La sonrisa de antes se disgregó como un humo, tomó su chaqueta y salió.

Fuera, en la calle, era 1897. Primavera, marzo, martes y a 13 (como hoy, cien años después).

El empedrado andaba soltando sus sones con cada carruaje guiado por un hombre, de levita negra, repetido semblante que miraba con gesto de rey a todas las mujeres de pechos robustos con hijos todavía por robustecer.

Entonces y ahora, conduciendo, siempre se miraba a las mujeres.

Casius dobló por una calle, subió a la acera, hizo descender su sombrero un par de veces, cuando se topaba con alguna mujer digna del gesto, y entró en un establecimiento de comidas lentas, pausadas y desesperantes porque allí los hombres de negocio siempre desesperaban a los camareros con sus comidas largas, pesadas, y exigentes.

Se sentó; frente a él; la mujer más bella del mundo en los tiempos de 1897.

23 comentarios:

Lynnsinhill dijo...

Son 110, pero he redondeado.

AnaCCapote dijo...

por aqui de nuevo por tu blog, viendo estas cosas interesantes de las que escribes, un votito.

jerjes dijo...

110 años dices no?...bueno, sigo atento a las actualizaciones, a ver en que sigue la historia

Besos

mireias32 dijo...

Curioso como cambia el mundo....una imagen impensable, lamentablemente hoy en dia
Besos de martes

Groucho dijo...

En 1897, (yo tenía siete años), la mujer más bella del mundo era mi madre.

Unos diez años más tarde descubrí que habían muchas más. Aún no me he recuperado del susto.

myrna dijo...

niña que por estar escribiendo en el foro se me ha olvidado lo que iba a ponerrrrrrrrrrrrrrrr... bueno mientras tanto te dejo un beso y luego vengo a ponerlo.

Suzanne dijo...

Y la mujer más bella del mundo en 1897 sería muy distinta a la mujer más bella de ahora, sería regordeta, con grandes pechos, con mirada profunda, pelo rizado. Al que no me termino de imaginar es al fumador...

Un beso

pequeñoIbán! dijo...

Estoy seguro que un siglo después sigue existiendo la mujer más bella del mundo. Con otro rostro quizá, pero por ahí anda y también debemos buscarla no vaya a ser que se nos escape.

Denisa dijo...

Qué bien has mezclado los temas actuales con el pasado. Es un ejercicio arriesgado, pero funciona bien, qué ideas se te ocurren chica!!

Ayns, sólo de imaginarme a un hombre del siglo XIX con los master, los idiomas y esas movidas me da la risa.

Besitos.

vaderetrocordero dijo...

¡Quién las pillara! ¡Que muchachas! ¡Mundo viejuno!

Lynnsinhill dijo...

Gracias, ANA c.

jerjes, nos vemos por aquí y por allá.

Ay, el mundo, Mireia...

Groucho, su madre seguirá siéndolo toda la vida.

Myrna, aldalid de la reputación de los concursantes!!

Por supuesto, su, el canon cambia.

Díselo a la madrastra de Blancanieves?


Sí, menuda mezcla, Deni, ya veremos si no me explota


Ay,Vaderetro, seguro que cuando conduces no pierdes ojo.

Leicca dijo...

(Hola... Luego publicaré si puedo,
y te leeré después de publicar, que si no se me muere mi blog.)

Tú sabes que eres de los platitos que me gusta leer tranquila.
Te voto, mientras tanto.

Persio dijo...

que genial historia, es un placer leerte y perderme entre estas calles de párrafos!
saludos y mi apoyo de siempre!
:)

Persio dijo...

:)

An dijo...

lo que dices paso , pasa y pasara, mirar a las chicas, comidas lentas opiparas y exigenttes de los hombres de negocios, el ruido de las calles, eso, es inamobible :) Gracias :)

El Buen Salvaje dijo...

"las mujeres de pechos robustos con hijos todavía por robustecer."

JAJAJAJAAAAAA ¡buenísimo, Lynn! ¡que grandísima prosa!

Pues la mujer más bella de hace 110 años se parecería mucho a Scarlett Johannson, sólo que un poco más gruesa. Pero poco, porque antes se apreciaba más la juventud que otra cosa y, a edades comprendidas entre los 15 y los 25, no es corriente tener mucha chicha, la verdad.

Saludos salvajes.

Lynnsinhill dijo...

Bueno, gracias a los que me habéis votado en ficción y a los demás también, que no discrimino.

Leicca, tu blog anda bien vivo.

Persio, el explorer se me cierra cuando trato de traspasar tus dominios.

An,mirar, mirar, mirar...

Gracias por lo de la prosa, es un piropo maravilloso. Y bueno, puede ser que se pareciera a Escarlata.

Ara dijo...

Me pregunto si tu personaje llegará a mi convicción actual de que los títulos engordan el ego y adelgazan la ilusión. Ya me contarás.
Un besito.

Denisa dijo...

Ummm, no creo, me gusta la experimentación. Saludos

Duilio dijo...

Algo me dice que yo algún día lo dejaré todo, aun cuando supiera de antemano que voy a fracasar.

"Quizás lo haga precisamente por eso, porque nadie crea en mí"

Releo un millón de veces a Miller y veo una parte de mí tan bien descrita en tantos pasajes que no puedo dejar de citarlo unas 3 o 4 veces por día.

Así como cuando estando enamorado y me veía en el Werther.

No leo porque aspiré conseguir "almas gemelas" en cada libro, pero es reconfortante encontrar ciertas "similitudes" en ciertos aspectos ¿Será lícito decirlo?

Hoy estoy tan cansado que no adentraré mucho en tu historia (pese a que la he leído antes de comentar)

pero mañana vendré, cuando haga una pausa entre tantas líneas de código

end_comment;

ElsaA dijo...

Interesante relato y magnifica foto del pasado.

Saludos

ElsA

An dijo...

todo depende de con que ojos se mire linn, si miras con los ojos de la belleza..es nomal estar continuamente observando, nos rodea por todas partes, camina con nosotros, nos la cruzamos, crece en un jardin, entre adoquines, se dibuja en una parez en un folio...pero si miras con ojos de burla...no tiene merito mirar mucho :) un saludo preciosa

Cronopio Urbano dijo...

Casi hasta lo puedo ver!!!
El relato es muy evocador. Parecería que realmente estuviste allí!!
¿Cuántos tienes en realidad?