por Lynnsinhill

La cartilla de Mafalda


Hoy reedito esta entrada, no lo puedo evitar, porque hoy me siento un poco Mafalda:

Vuelve a pasar y a repasar la calle con sus pasos. Después entra en el cajero, le da la papilla a la máquina, bien masticada, abierta por la página correcta, y deseando saber si por fin ha cobrado.

-No hay anotaciones pendientes -enuncia ella en su reluciente barriga electrónica.

De modo que sigue a cero, hueca, si tamborilea los dedos sobre ella puede oír su repicar de objeto vacío. Es el momento de la fe, de creer en la humanidad, de olvidar que existen aprovechados que no pagan el trabajo desempeñado. Ella decide creer, mete la cartilla en el bolso y callejea hasta las mismísimas puertas de la delegación de Dios en su ciudad: la Iglesia.

Se introduce sinuosa, reptante como la serpiente de Eva con afán de confesión y arrepentimiento.

-No quiero seguir pecando -balbucean sus labios contritos.
Una vez dentro puede elegir. Los bancos son aparcamientos para los traseros católicos más esquivos del mundo. No hay siquiera ancianas, todas han muerto o han abrazado una fe que les alivia más el alma.

-He pecado -dice, clavando su mirada en los ojos de escayola pintada de Jesús.

-He dudado de la humanidad, no creo que paguen mi trabajo y me detesto por desconfiar.
Los ojos de Jesús son de una escayola reluciente, imitan las viejas glorias de las esculturas renacentistas, pero parecen mirar y juzgar como un Rey Salomón emparedado en una catedral.

Ella saca la cartilla del bolso, la mira bien, una última mirada a un ser querido y la rompe con convicción.

-Ya está, se acabó, no volveré a dudar más porque los ojos -dice metafórica- a través de los cuales mi desconfianza miraba han sido destruidos.

-Gracias, Buen Dios.
Se despide como Mafalda lo habría hecho.

18 comentarios:

Leicca dijo...

durillo el texto...

Denisa dijo...

Querida, ojalá fuera tan fácil recuperar la inocencia. Qué mundo éste.

Besos.

ElsA dijo...

Que buena reflexión

Saludos

ElsA

Otra Chilanga dijo...

Vengo de escapar a la mirada del Gran Hermano para detenerme aquí, ante la mirada de escayola que no me mira, pero que guarda la misma severidad que si lo hiciera... a mí me seguirá mirando, yo no he podido romper mi cartilla... continúo desconfiando de la humanidad: sigo pecando. Aún así, que tengas un buen fin de semana... y gracias por el link.

An dijo...

pues..decirte que me perdones, pero hoy no me paro a leer...perdona. un bico muac

Lynnsinhill dijo...

Leicca, bueno, ya sabes que Quino era también así.

DEni, qué se le va a hacer!! Siempre nos quedará la literatura para niños.

Gracias, Elsa, saludos a ti también.

Bueno,Chilanga, el link te lo has ganado tu solita.

Mar dijo...

Si mal no me equivoco...fue de los primeros posts que me hicieron conocerte, leerte y quedarme.

Me encanta Mafalda..y más aún el relato.

BEsotes!

Lynnsinhill dijo...

Ay, qué buena memoria, yo también lo recuerdo. Fue la primera entrada que leíste, qué tiempos aquellos!!

Susana dijo...

Me encanta esta pequeña de pelo abultado. Mi hermana, me regaló estas navidades un calendario, cada día, una tira suya.

Antonio Alviárez dijo...

Un honor recibir tu visita en mi blog, No me leído el libro del gato esta historia fue una inspiración de un post de una amiga...
Saludos

mireias32 dijo...

Quién recuperara la inocencia perdida.... O no:)) Besos de domingo**

Denisa dijo...

O la ficción tal vez...

Besos

Suzanne dijo...

Yo también soy una amante de mafalda, y también muchos días me siento como ella.
Un beso

pequeñoIbán! dijo...

Has conseguido recrear la esencia de Mafalda que no es otra que conseguir que cada frase suene a pura filosofía sin parecer pedante. "Como Mafalda se hubiera despedido"

jerjes dijo...

Ella destruyó sus ojos.....lo que no sabe es que en unas semanas le llegarán otros nuevecitos directos a casa...y se volverá a ver con la duda.

Besos Lynn...y ya no queda nada...25 días :D

Lynnsinhill dijo...

Uff, mañana contesto, que se me ha hecho muy tarde, (qué novedad)

Buenas noches a todos...

Cronopio Urbano dijo...

Que bueno Mafalda, este texto, y espero que no renuncies nunca a esa niña que (supongo) todavía llevas dentro

myrna dijo...

Hola guapa... ya sabes que yo... soy una mujer explosiva (sexual y no sexualmente hablando) jajaja... pero si lo que soy es una toca cojones.

De momento no me i mporta si se meten o no conmigo... el concurso me la trae floja.. ay voy a ducharme que ya me matan.
y sabes, me encanta mafalda..creo que me identifico tanto con ella porque somos muy parecidas.

besitos