por Lynnsinhill

LAS RAMAS DEL VERANO


Hace una semana que no sé nada de Charles Foster Kane. Lo vieron hace poco con sus rizos desplomándose sobre su cara y la nariz en obstinada reverencia hacia el político. Sé de sobra que el ciudadano Kane no era así, que era bravo y temerario como un pirata al mando de la nave más canalla del ancho mar.

Yo sigo pasiva, sin dar una justificación convincente a mis horas que pasan traspasadas por la inercia. Por mi mente surge el contorno del verano, cuando mis horas las pasaba sentada en medio del campo, en medio de mi imaginación, con mis perros adormecidos por el calor, y postrada ante un ordenador sin conexión a internet.

Pero escribía, escribía... esa condición básica se cumplía y el DELL portátil pero achacoso recibía el efluvio de mis ideas en su pantalla intoxicada por los años.

Entonces no tenía trabajo, me desmoronaban los nos que se pronunciaban ante mi currículum. Así, rotundos, sin apenas vislumbrarme, sin captar mi voz persuasiva tomando el hilo de una buena defensa de mí misma.

Así que el currículum no me vendía, siempre volvía hacia a mí sus ojos apesadumbrados y su pequeña lista de experiencia danzando en su seno. Entonces (mi currículum) me miraba, y trataba de justificar su vida:

-Ama, lo siento. No me han dado oportunidad, querían a alguien con más experiencia, había cien mil como yo, nos hemos dado de golpes...

Yo le acariciaba el torso, lo miraba dulce y volvía a arremeter con más cambios y modificaciones que volvieran su rostro más sugerente.

Habría que ser como Henry Miller, ahí, bien plantado, cabreado en su orgullo y gritándole al Presidente de la Compañía Telegráfica Cosmodemónica de Norteamérica porque le habían dicho que no a hacerle un rincón en un tosco empleo.

Ay, pero Miller tenías tiempo libre para escribir, y yo también lo tenía.

Ahora los bolsillos rebosan, la cuenta está contenta (no es abundancia pero mucho para mí), vivo conectada a Internet, pero mi tiempo libre cuelga en las ramas del verano.

36 comentarios:

Denisa dijo...

Hola Lynn! Veo que tú también te remontas a los orígenes, esos días de verano en los que las horas pasaban con tu afición favorita. (Bien se ve que llevas años en esto)
Ah, luego vino el mundo de trabajo. Se podría hablar horas sobre él... pero no lo haré. Me quedo esos pensamientos que se escapan y vuelven a las horas en que tal vez eras feliz, escribiendo bajo el sol de verano. (que bonita la última frase)

Suzanne dijo...

Si... Parece que nunca se puede tener todo. Me encanta la parte de los perros adormecidos y tú sin conexión a internet... yo casi no recuerdo esos días. Supongo que porque siempre tuve mi tiempo colgando de ramas. Aunque sea jodido hay que pasar por todo, por lo bueno y por lo malo, para darnos cuenta de lo que tenemos y de todo lo que se podría tener. Besos y te sigo viendo muy personal :)

La Otra Chilanga dijo...

Toc... toc... Hola, Lynn; soy yo. Esta vez, no sé porqué, he sentido que para venir aquí y entrar tenía incluso que quitarme las alpargatas. Te leo y releo; pero tengo un par de par de días pensando en Damián, Lucas, Emilio, Julia y Silvia; aunque no les conozco.
Perdona que hable de esto en éste post; pero no pude (no sé el porqué) hacerlo el sábado en la mañana que vi la entrada, sus nombres y lo que les decías en ésa mezcla de intimidad y confidencia que nos regalaste... y pensé en El Gato, la Alicia, la Humpty Dumpty, El Conejo, María Helena y Ricardo, que una noche hace tiempo me visitaron y tomaron pirandéllicamente mis dedos para hablar de ellas, de ellos. Hace años que les dejé allí, entre las primeras líneas de algo que ni siquiera sé como se llamará, esperando que me hiciera un tiempo entre artículos de opinión, crónicas y reportajes más cercanos a lo político que a la ficción; y luego vino lo de tejer el güeblog de La Otra Chilanga, y tiempo después el concurso éste del que ha sido expulsado alguien a quien le he ido tomando estima y otro más, a quien admiraba de tiempo atrás en otro medio, desde su propio blog ha anunciado que se retira del certamen.
Por esos días fue tu visita a La Otra Chilanga preguntando si era sincero en lo que te decía, que aquí mismo hacía extensivo a Jerjes, y luego tu post; y, sabes, me siento como desgajado, con la piel hecha jirones.
Así que, aunque parezca extraño, quiero agradecerte haber con la palabra lo que pocas veces me sucede. No sé si regrese con aquestos personajes, que más que míos yo soy de ellos, volveré la mirada otros que me visitaron después, con nombres que refieren a personajillos menores, pues se mueven en esa otra ficción que nombramos realidad; son militares y políticos, principalmente; pero regresaré. Entre tanto, diles por favor a Damián, Lucas, Emilio, Julia o Silvia que si ven a El Gato o a la Alicia (que son los más vaguillos), les digan a los demás que no tardaré, al menos no más.
Una vez más, muchas gracias.

La Otra Chilanga dijo...

Perdón: donde dice "haber con la palabra" debió decir: "hacer con la palabra". Nos vemos aquí mañana o pasado, que con lo de las funciones dobles no puedo darme mis vueltas virtuales como otrora lo hacía.

Mar dijo...

Todo tiempo pasado fue mejor... ten en cuenta que siempre que querramos hacer algo, lo podremos cumplir. Sin interesarnos horarios, ni salarios de por medio.

Mucho besos Lynn

Ara dijo...

No olvidar los orígenes, adorar a ese dios de las pequeñas cosas que tanto nos dio. De vez en cuando me remonto a ese verano que describes, y me hallo inquieta, deseosa de que me ocurrieran grandes cosas. ¡Aquellas sí que eran grandes ilusiones! Sin un duro, pero derrochando ganas de comerme el mundo. Ahora nos queda el inconformismo, pequeño pero tenaz, que nos hace sentir que nuestros valores no tienen precio.
Un beso!

Lynnsinhill dijo...

Uy, Deni, no conozco mi vida sin esto. Capricho de niña en el que todavía me empeño.

Eran días más tranquilos, desconectada del mundo y rodeada de lo mío, en fin, Su. Desde luego, estoy personal, pero es lo que me nace, lo otro supondría ir contracorriente.

Hola, Chilanga. No me importa para nada que hagas referencia a anteriores entradas. Y ya sabes, un día de estos tendrás que volver con esos que me cuentas, aunque sea simplemente para darles un bonito final.

Hola, Mar, para todo eso tengo un plan. Algún día lo llevaré adelante.

Bueno, Ara, fue el pasado verano. No hace mucho, y tengo cada día de aquellos como un tesoro que entonces no reconocía como tal.

Javier Luján dijo...

Para avanzar en el terreno de escritor, añadiendo nuevos registros a nuestra voz, hay que pasar por toda clase de experiencias, por desgracia también por la escasez; pero que bien se escribe cuando no hay otra cosa que hacer y como muy bien dices: que se lo pregunten a Miller.
Un saludo, Lynn.

Groucho dijo...

Mi currículum también tenía poco éxito, señorita Lynn, así que lo falsificaba descaradamente, y gracias a ello conseguí ser presidente de un banco durante media jornada.

Hasta que llegó el indigente que lo ocupaba habitualmente y me expulsó. Fue bonito mientras duró.

Suzanne dijo...

No sólo es bueno que estés personal porque eso supone casi siempre un acercamiento a la persona, a sus defectos y a sus virtudes... es también bueno porque las cosas que se escriben desde dentro tienen una fuerza que no consigue cuando se habla de otras cosas. Un beso

pequeñoIbán! dijo...

Las horas, esas horas con las que no sabemos que hacer. Desde luego no puedes darle mejor solución que escribir...

Lo primero que tienes mi voto, lo segundo que me están entrando ganas locas de leerme trópico de capricornio... ¿O era de cáncer? Eso es cultura

Cronopio Urbano dijo...

¿Por qué es necesario cortar con el valioso tiempo en que nos pasábamos haciendo cosas imprescindibles, como ser: "nada"?
No le hagas caso a los curriculums, siempre mienten...

vaderetrocordero dijo...

No se puede tener todo... Y siempre añoramos lo que no tenemos. Espero poder acordarme de mi tiempo libre con nostalgia dentro de poco. Hasta entonces ¡gracias por la ayuda!

Lynnsinhill dijo...

Empiezo a ver concurrencia por acá.

a ver?

Capitán, por ahí se suele decir que no hay que ser demasiado feliz para ser un artista. Que hay que ser un desgraciado o algo así, hay algo de espeluznante de razón en todo eso. No sé.

Groucho, lamento mucho que volviera el legítimo propietario, pero al menos durante unas horas usted estuvo en la cumbre del éxito...(tranquilo y relajado en su banquito sin cartones)

Bueno, Su, ya lo sabes. Lo que sientes es lo que te mueve a escribir.

AHORA ME TOMO UN DESCANSO. MIS DISCULPAS.

An dijo...

No me apetece leer ahora, me perdonas verdad? :/

Lynnsinhill dijo...

Disculpado

jerjes dijo...

Ya volverán esos veranos....o el día que sientas que debes hacerlo...volverán, y podrás colgarte de esas ramas y de muchas otras y volar de árbol en árbol

Besos

Persio dijo...

los sueños no tiene estación del año q los reprima, vendrá el verano, volverá a brillar ese sol..
saludos!

Myrna dijo...

el último párrafo me gusta porque significa que estas bien..me alegro un montón.. y feliz diaaaaaa que lo pases super bien con quien sea.

besos

Leo dijo...

Me siento muy identificada. El portátil Dell cayéndose a pedazos, el verano y el calor, el curriculum despreciado por todos, plagado de complejos...
Y la escritura. Siempre la escritura. La bendita y maldita escritura.
Un saludo.

Persio dijo...

siemrpe me gusta pasear por tus comentarios...
saludos y click!

Leicca dijo...

Lynn...
Me encanta.

No sé muy bien cómo explicarlo,
pero es que me gusta mucho como condensas, te vas a un detalle, luego a toda una vida, y en tan pocas líneas.

Es un gusto siempre leerte.

Leicca dijo...

Por cierto...
Que alguien dijo algo de tu blog,
y alguien me ha contado...
En fin. Que si se atreven a decirte cosas feas, que sea porque las hacen mucho mejores.

Un beso.

Caronte dijo...

Rosebud

saludos

NANI dijo...

Es verdad siempre falla algo
Besos y felicitaciones

Lynnsinhill dijo...

Mis disculpas a todos porque no actualizo hoy como debiera, quizás esta noche, ando con otros jaleos. Tengo que decirlo soy una obsesionada de mis tres perros, y uno de ellos me necesita. Espero que lo entendáis.

Lynnsinhill dijo...

Por cierto, quiero aclarar que yo no soy la tal sinfonía así que el Gregorio se vaya con su rollo Sherlock a otro lado, que yo quiero sosiego y no gilipolleces.

An dijo...

El verano volvera, y con el los largos días que dejaran algo de asueto despues del trabajo, un besazo, hoy si te e leido :)

pequeñoIbán! dijo...

Y yo que sigo perdiendo mi tiempo de los árboles en internet

Un abrazo Lynn!

Denisa dijo...

Hola Lynn! no sabes como te comprendo, si es que se le coge un cariño a los bichos...
Lo siento mucho querida, espero que la perrita no sufra mucho.

Nos pasaremos por aquí a ver que ocurre.

¡Y qué mala leche tiene la gente! Nada, ni caso.

Myrna dijo...

pasaba pasaba.... no hay nada new.

saluditossssssssssssssssssss

Mar dijo...

yo tuve un perrito muy bueno..como un hermanito y un hijo más para mi madre..te entiendo perfectamente.

Muchos besos cielo...y que se recupere si?

fuerza!

jerjes dijo...

Y aún tenemos que aguantar hasta abril!!!...y luego hasta la entrega de premios, recristo!!


Besos

Leicca dijo...

¿Qué es eso del Gregorio? :-?
Me he perdido algo...

Lynnsinhill dijo...

Nada, Leicca, lo que tú me contabas, pues que el pobre hombre se pensaba que yo era la tal sinfonía que va por los foros pidiendo su cabeza. Y claro, el no saber mata, y me eligió a mi como mejor candidata. Pero creo que ya se le ha pasado.

Leicca dijo...

vaya... me llevas hasta un post que ya conozco. :-D

pues otro beso.