por Lynnsinhill

LA EXHALACIÓN BLANCA




¿A ver? Se engrasó la sonrisa, revolucionó la melena con sus dedos, poco a poco avanzó por la acera y trazó con su mano un gesto inigualable, inequívoco, sin ambiguedades: estaba pidiendo un taxi.

Todos centelleaban calle abajo, con su cartel de libre de un verde chillón que no se dejaba engatusar ante un cliente.

-No me pilla de paso -pretextó uno de ellos en cuanto escuchó el destino requerido por su no cliente.

Después, ella se rascó la cabeza. ¿No estaba dentro del plan de migración del ave taxi, o le estaba pidiendo algo así como ir a Nueva York cuando todo el mundo sabe que los taxis newyorkinos son amarillos ? Y él se sonrojaría enlatado en su soso blanco, ¿o quizás los taxistas se han constituido en ONG, y sólo recogen a las almas miserables que abren sus manos como inmensos mapa mundis donde esperan ver caer una moneda de caridad?

Como conclusión, dedujo y determinó que no entendía y siguió trazando convulsiones con su mano, un aspaviento que quedaba en simple saludo a los taxis que se ven pasar:

-Adiós, Taxi.

-Tenga usted un buen día, señor Taxista.

-Espero que recoja a un cliente mucho mejor que yo, porque sinceramente yo sólo ando perdido entre los suburbios de esta ciudad, sin saber a qué condenado punto de orientación atenerme y con las piernas insinuando varices por el plantón.

-Cantando, entonando caminillos verdes por mis piernas.

Ya se sabe, los taxistas y esa exhalación blanca al que el personaje de hoy se dedicó a saludar buena parte de la mañana, porque ella, pensaron todos los taxistas, era muy educada.

19 comentarios:

Persio dijo...

ante cualquier duda sonria, demuestre su educación ante el enemigo, ante el contrario, evite quebraduras de corazón o de todo tipo, siga con el personaje perdido en taxis y ciudades, esto pinta cada vez mejor!
saludos!
y votos!

Lynnsinhill dijo...

Pues, muchas gracias, Persio por eso de que pinto cada vez mejor. He estado ausente pero me he puesto las botas con experiencias inspiradoras.

bye

Mar dijo...

Ya te echaba de menos Lynn querida!
Ahora me voy por ahi a insinuar várices.

Besotes y buenas noches

vaderetrocordero dijo...

En todas partes cuecen habas... te remito a una entrada sobre taxistas de otro blog. No tiene desperdicio.
http://chinotopia.blogspot.com/2007/01/taxis.html

Suzanne dijo...

No hay nada mejor que acudir a una cita sin ubicación y que te llevé un taxista parlanchín... Muchos besos

Lynnsinhill dijo...

Experiencias con taxistas todos tenemos (parezco Yoda) el caso es que ya he vuelto, gracias Mar por echarme de menos, me acaricias la sensiblería.

Vaderetro, me tendré que informar sobre esos no desperdicios.

Su!! Pero es que a mí no me querían recoger.

Lynnsinhill dijo...

Por cierto, a los dudosos os dedico esto:


Ficción, ficción, tralará.. ficcccciónnnnnnnnnnnnnnn!!

An dijo...

Gracias por tu visita Lynnsinhill, yo tratare de visitarte a diario para leer tus textos :), los taxistas son un mundo aparte, ellos parecen tener un idioma propio que se trasmite con la mirada.Desde que tuve 14 años no e vuelto a cojer un taxi

Leicca dijo...

¿Ves? Todos tus cuentos rezuman bondad debajo de la ironía.

Salvas hasta a los taxistas...
Te lo digo yo!!!!

Un beso.

Angel Arias dijo...

Te vuelvo a votar y vuelvo a recomendar tu Cuaderno. Tienes originalidad y buen estilo de escritor. No puedo creer que busques trabajo como periodista. Los media deberían buscarte a tí.

El Buen Salvaje dijo...

Odio a los taxistas... sobre todo, a los madrileños.

Yo siempre soy muy amable con ellos: les dejo pasar delante siempre. No me gusta no poder controlar sus movimientos.

Si hubiera justicia en los premios 20blogs, deberías ganar, Lynn. Sin afán de peloteo ¿eh?

Un saludo.

jerjes dijo...

Basado en tus recientes aventuras madrileñas señorita??...como te dice Persio...al mal tiempo, buena cara.

Bienvenida de nuevo!

Besos

Denisa dijo...

Hola Lynn, espero que Madrid no te tratara muy mal, bienvenida en tu regreso a la blogosfera.

Buenas piezas son los taxistas, cualquiera diría que se trata de una pqqueña venganza personal, jejeje, pero si dices que es ficción... Un punto surrealista sin embargo tiene.

Por cierto, la foto no se me ve y no sé por qué, pero bueno, ya sabemos como es la Internet.

Besitos.

Javier Luján dijo...

Afortunadamente, donde vivo no tengo la necesidad de coger taxis, y cuando viajo, camino.
Un beso.

Lynnsinhill dijo...

An, pues nos visitaremos todos estos días.

Leicca, ironía ante todo, esencia de ironía soy yo.

Pues Ángel, muchas gracias, un rubor enciende mis mejillas, encantad de leer un mensaje como el tuyo.

Buen Salvaje, no sé si merezco ganar, pero lo que tengo claro es que no hay justicia. Gracias por tus palabras.

Jerjes, la experiencia es un grado, no?

Deni, está basadísimo en la realidad.

Capi, yo adoro caminar, pero sí no sé cómo volver pillo un taxi, sobre todo si me lo pagan.

Bueno, por favor, los que echáis el voto, votadme en ficción.

Buenas noches

Leicca dijo...

¡¡¡ y bondad !!!

un beso.

Ara dijo...

La educación siempre es la mejor respuesta. Es colocar un espejo ante la agresión del otro para que se refleje y el mismo desarrolle la vergüenza. Todo es simplemente cuestión de tiempo.
Bienvenida y gracias!!!
Besos

Lynnsinhill dijo...

Ara, gracias a ti, de verdad, todo lo que escribes y me comentas me llega.

Susana dijo...

Por fin te dejo un comentario :-), estos días te voté, pero la verdad que andaba pillada de tiempo para ponerme a escribirte.

A ver, si de una vez por todas, también te enlazo al blog, que estoy harta de buscarte por lo comentarios para venir a leerte.