por Lynnsinhill

El fémur de dinosaurio


Una mirada codiciadora, como si acabara de desenterrar el fémur de un dinosaurio del estante de una librería por donde pasea mucha, muchísima gente, como exige un sábado por la tarde, y con las mejillas pintadas de rojo calefacción.

El chico apalanca la mirada en el fémur que sostengo. Es una edición básica, de bolsillo, de un grande de Dostoievski.

-Ah, "El doble" -se atreve finalmente a decir el chico, y sigue con esa mirada de niño cabreado con el destino porque se le han adelantado unos dedos más avispados y una mirada más teledirigida.

-Creo que hay otro por ahí -le explico como una profesora de las búsquedas fructuosas.

Ambos damos órdenes al cerebro, y el cerebro ordena a los ojos encomendándole la misión de encontrar otro ejemplar de El doble.

Pero "El doble" no tiene otro doble.

El chico larga una frase de pena, como si fuera un vagabundo estirando sus dedos ávidos de lecturas.

-LLevo mucho tiempo buscándolo.

"El Doble" es un libro de silueta escasa, unas cien páginas por donde se enrevesa el intelecto de Dostoievski, una ciencia ficción con alma rusa que ya merodeé en algunas tardes de lectura veintiunañeras.

-Toma, quédatelo -no hay réplica, no hay entonación de gracias, lo recibe con los dedos muertos de hambre y se arrincona con el libro dispuesto a salir a navegar por el ancho mar Dostoievski.

Yo, mientras tanto, sigo buscando fémures de dinosaurios, algún hueso prehistórico anterior al hombre...

Navego entre el alfabeto, acabando y terminando, un fémur, otro fémur: "Teresa Raquin", de Emile Zola.

22 comentarios:

Tyler Durden dijo...

Que altruista Lynn...

Myrna dijo...

no lo he leido..snif

besitos y ya voy medio dormida

Mar dijo...

Dostoievski y Zola... la verdad que esos huesos valen la pena dsenterrar. (Como muchos otro s claro).

Yo soy muy buena, pero creo que no hubiera podido ceder mi libro.

BEsos nena. Y buenos días.

Lynnsinhill dijo...

Buenos días, tempraneros.

Bueno, Tyler, no me corría prisa leerlo. Además, yo soy muy eficiente cuando busco algo.

Bueno, Myrna, cualquier día lo leemos las dos.

Mar,como ya le dije a Tyler, cuando quiera lo vuelvo a encontrar y en una edición más chula.

Cronopio Urbano dijo...

No leí nada de Zola, ya nos contarás...
Muy bien eso de dejar los libros para los demás, es una forma de ayudar a la difusión de la lectura, (¿?)

An dijo...

hace tiempo qwue no desentierro nada...me quedo en huesos pulidos y de butique, de esos que salen refinados, nuevos y lustrosos, hace siglos que no escarbo en las mesetis de librerias de biejo, buscando alegrias para mis escasas y maltrechas neuronas, quizas lo haga y me lo regale como agasajo de san valentin, a fin de cuentas, si no me quiero a mi , no puedo querer a nadie. Un beso enorme

Groucho dijo...

Es bueno renunciar a algo para dárselo a otra persona.

Yo lo hago siempre en los bares, con la cuenta. Curiosamente nadie me lo agradece. ¡Ingratos!

Suzanne dijo...

Y no sólo es el hecho de desenterrar un viejo hueso de algún dinosaurio... es también el hecho de que algo de semejante valor pueda ser compartido que sean todos los científicos lo que se lo pasen de unas manos a otras, que sean un montón de almas capaces de saborear ese hueso, de analizarlo hasta que no haya más que analizar, pero siempre vendrá un científico nuevo, que volverá a analizarlo y que encontrará un matiz que los anteriores no fueron capaces de vislumbrar. Es lo que tienen esas piezas, medio históricas, medio filosóficas, que aún al peor de los investigadores, no debería dejar impasible...

jerjes dijo...

Que amable eres Lynn...yo le hubiera mandando al fnac o a la casa del libro...bueno, si hubiera sido una chica, y guapa, hubiera buscando otra opción.

El libro, por cierto, no lo leí...de hecho no leí nada de Dostoievski

Besos

Persio dijo...

sería interesante encontrar a ese primer hombre, ese fémur que creo enocntró Miller en su trilogía rosada...
saludos!
mi voto de hoy!

El Buen Salvaje dijo...

¡Que alguien intente hacer esto con un diamante! porque ese es el valor (aproximándose por lo bajo) de las obras de Dostoievski.

Cuesta deshacerse de ellas, pero todavía cuesta más leer la última página y darse cuenta de que ya no podrás seguir leyendo semejante joya de la literatura.

Ah, esas tardes de biblioteca, buscando no se qué y encontrándolo...

Betote dijo...

Será por libros... Eso sí, el chico podía haber tenido el detalle de quedar contigo para leerlo juntos.

Saludete.

leicca dijo...

Lynn. Un besillo.
Tengo que pararme un poco más contigo.
Luego, a la noche.
Tu voto, preciosa.

Javier Luján dijo...

Un maestro de la novela psicológica y un maestro del naturalismo. Buena cosecha arqueológica.
Un saludo.

Denisa dijo...

Lynn cielo no sé por qué pero a veces me cuesta entender el primer párrafo de tus relatos. Luego se coge el hilo y no pasa nada, supongo que es como una especie de golpe "de efecto".

Pues has tenido una forma muy original y creativa de presentar una recomendación literaria. Es que no se te acaban las ideas... eres como el mago que saca mil pañuelos del sombrero.

Bueno, y a mí también me gustan los clásicos. ¡Besos!

pequeñoIbán! dijo...

Me fascina en esta historia que el doble sea el que no tiene doble, el que es una parte única solo...

Lynnsinhill dijo...

Hola a todos... un largo hola, gracias a los que me habéis llamado generosa y otras delicias.


Cronopio, pues suppongo que sí, pero él ya venía difundido.

An, los más pulidos son los de Planeta.

Groucho, a ver si forma una ong con esa razón social: ceder las cuentas de restaurante a los demás.

Bueno, Su, qué tono más científico, creo que sobre EL DOBLE no hay nada nuevo que añadir.

Jerjes, eso es un crimen por eso te recomiendo Crimen y castigo. Te sorprenderá.

Yo recuerdo, Buen Salvaje, las últimas páginas de Crimen y castigo. Cosa rara pues hace ocho años que lo leí.

Uff, Beto, menudo compromiso.

Leicca, aquí hay una parada para ti cuando quieras.

Capitan, muchas gracias por su buen gusto.

Denisa, es que, a veces, en el primer párrafo ni yo misma sé todavía lo que voy a escribir. Muchas veces no lo sé hasta el cuarto.

El Doble, no tiene doble para que dos quieran leerlo, Pequeño Ibán.

Ah,Persio, a mí los libros de Miller se me confunden.

Leicca dijo...

(Cagüen los dinosaurios... Se ha salido la leche hirviendo mientras te leía... Cagüen...)

Que está muy bien. "Las palabras y las cosas, una arqueología del saber". Me recordaba al título de Foucault.

Un fémur, otro fémur. A ver qué es lo que reconstruye uno cuando ve la literatura así. ¿No era que había que crear? Dile al personaje que se dice "un feto, otro feto"... ;-)

Un besazo. Igual no te he entendido... Pero me ha gustado lo que me ha sugerido. ;-)

Ara dijo...

¡Qué lindo yacimiento! Ahora mismo voy a desenterrar mi estantería. Besos y buenas noches.

An dijo...

probare abuscarlo linn

marta de esparta dijo...

yo comencé "crimen y castigo" y no fui capaz de acabarlo. desde entonces no he vuelto a acercarme a un libro de dostoievski. tal vez debería volver a intentarlo :)

Lynnsinhill dijo...

Leicca, si es que dos cosas a la vez...

Ara, a ver lo que encuentras...

Bueno, An si lo encuentras leélo y Marta, yo de ti volvería a probar, a mí me encantó. Por cierto, bienvenida y cuando quieras, vuelves.