por Lynnsinhill

EL DESTINO SE VISTE DE MUJER


Un buen día la señora de E. Heminghay decidió ir a visitar a su marido, sorprenderlo en plena época de corresponsalías para diarios americanos, y viajar hasta la ciudad francesa donde el todavía no amante de la fiesta española trataba de redactar tres pares de párrafos de actualidad europea.

De modo que la buena señora, todavía lozana, de ojos chispeantes y propietaria de un pequeño vástago heminghayno en la tierra, metió todas las obras y cuentos en los que se afanaba su marido para que pudiera adelantar algo de trabajo allí.

Se fue satisfecha, con alegría, con la convicción de ser la mejor esposa sobre la tierra, y riéndole el cuerpo a cada paso que daba en su camino hacia la estación de trenes. Imagino que sería la Gare Du Nord, o la puerta de Austerlich. Esas inmensas estaciones de tren por donde ahora se dispersan las almas "interrailistas".

Pero nadie imaginó que la maleta se extraviaría. Y que la feliz dueña del corazón de Heminghay ,por aquel entonces ,viera truncada de esa manera su expedición. El destino dobla por extraños caminos, es un juguetón animalillo que al parecer no tiene ropas con que esconder su naturaleza endiablada.

Dicen que desde entonces se viste de mujer, con las ropas de la mujer de H., y que lee textos inconclusos para los cuales tiene inventados cuatrocientos finales. Pero ésa es otra historia.

El caso es que la señora llegó desolada a los brazos de H., le contó el periplo desastroso y confesó el robo que había perpetrado el destino.

H. se río, la abrazó, la besó, y pensó que la pérdida reconfortaría a su prosa. Pues empezar de nuevo, casi siempre, es mejor que recomenzar por un mal principio.

31 comentarios:

Leo dijo...

Me encanta entrar en tu blog y no saber a quién me voy a encontrar. Hoy, Hemingway. Y su esposa. Y sus cuentos, dentro de una maleta...Y el destino.
Me gusta mucho, de verdad. Me pregunto quién será el siguiente. Pero no me respondas, por favor. Es un placer descubrirlo.
Un saludo.

Daniel de Vicente dijo...

Los malos finales debemos de olvidarlos y seguir para adelante pero, a veces empezar de nuevo cuesta tanto...

Buen relato!

Un beso

mireias32 dijo...

Qué gran verdad en lo del comienzo... Saludos:)

Lynnsinhill dijo...

A mí me pasa lo mismo, Leo, nunca sé lo que voy a esribir hasta que lo he escrito. Leáse la teoría de Groucho de la novela improvisada que yo suscribo cien por cien.

Dani, el caso es que debemos tener capacidad para saber cuando es malo lo escrito y no desmoralizarnos por ello.

Pues, Sí, qué gran verdad, Mireia.

Denisa dijo...

Lo que no se entiende bien es por qué desde entonces se viste de mujer... Cómo te gusta adentrarte en los autores y hacer de ellos personajes, con sus vidas. Pues bien cierto es que la mayoría de las vidas son una gran historia.

Aprendiendo por aquí...

Besos

Suzanne dijo...

Esto me ha recordado un amigo al que le robaron el portatil con todo un proyecto que esperaba entregar en seis meses, al principio, como es normal, se enfadó, pero después tuvo la misma fuerza que H. Y todo salió adelante... Admiro profundamente a H.

jerjes dijo...

Algo así hice yo a los 13 años...que tiré todo dibujo que había hecho hasta entonces, porque pensaba que era mejor empezar de cero....puede que un día lo vuelva a hacer.


Besos (y escríbeme para contarme eso, que te haces de rogar)

Âme Noire dijo...

Que texto más motivador. Yo que si pierdo un texto que estoy trabajando me pongo histérica. Mi padre ya lo dice: "Bienaventurados los pesimistas, porque hacen copias de seguridad..." Yo todavía no soy tan pesimista, por lo visto.

Así me va.

Âme Noire

Genial blog

Lynnsinhill dijo...

Bueno, Deni, se viste con las ropas de la mujer de H. y me encanta eso que dices.

Suzanne, a mí me da pavor perder esas cosas. Por eso, lo mejor es un USB.

Jerjes, cuando termino todo este lío. Aguantarás¿¿

Qué gran sabio es tu padre, ame noire.

Johnymepeino dijo...

Cuando se ha tocado fondo,
cuando has mordido el más miserable de los polvos,
no piensas en rehacer un argumento,
sino en tomar un folio nuevo
y escribir un nuevo libro desde el principio.

A mí me ocurrió así.

Un blogabrazo

El Buen Salvaje dijo...

Serás vruta, Lynn... ¿"jugetón"? ¿o es qe intentavas escrivir Juggernaut (qe grandes esas tardes con "Spiderman")?

El kaso es qe a un amigo mío le pasó un poko lo mismo: le rovaron todos los temas qe tenía hechos de la oposición a juez, a un par de meses del eksamen. Buff, el mundo encima del dedo gordo del pié se le cayó.

Supongo qe depende de lo que pierdas es una maldición o una vendición.

Saludos salvajes.

Persio dijo...

quiero beber una copa con la señora H., si creo que algo interesante podría suceder...
saludos y mi voto de hoy!

Lynnsinhill dijo...

Pues, nada, John y me peino, un blogabrazo de ésos que acabo de aprender gracias a ti.

Buen Salvaje, mil perdones por ofenderte con mi barbarie. A veces escribo muy deprisa y no soy consciente de que derrapo. Gracias por detectar la infracción.

Una copa?? Lo intentaremos, Persio.

Lynnsinhill dijo...

Por cierto, Buen Salvaje, éso que me cuentas del opositor me suena. Mi novio también lo es, y siempre anda con sus temores de que se los roben y jamás se los deja dentro del coche.

An dijo...

que razon tiene H, pero la pena de su mujer es comprensible :)

elprinciperana dijo...

Y...¿dónde terminaron los cuentos de H.?¿dónde está esa maleta llena de historias?...quizá no merecían la pena, por eso H se alegró de perderlos...

Mar dijo...

Te miento si te digo que he leido todo el texto y/o los comentarios...Es que ando con mucho trabajo :( ya cuando me desocupe me tomo una tacita de café y leo todito. Besotes nena..Y gracias por estar allí.

CARLOS GUERRERO dijo...

Un blog delicioso... escribes de manera excelente. En dos semanas viajo a París, porque es una fiesta.

mireias32 dijo...

Volví para leerte con calma. Un saludo:)

Denisa dijo...

Saludos para la perrita y su dueña, espero que ambas estén bien.

Suzanne dijo...

Me he pasado por aquí... esperando actualización.
Un beso

Javier Luján dijo...

Buena moraleja, lynnsinhill, más vale empezar de nuevo que continuar por un mal principio. Me quedo con eso.
Un beso.

pequeñoIbán! dijo...

Que gran, gran, gran post! FAntástico por todo... por esa mujer que pierde la ropa, por la que la coge acambio y sobre todo por ese pensamiento tan magnífico sobre recomenzar o comenzar desde cero!

(Mi voto de hoy va más sentido que nunca!)

Ara dijo...

La última frase me ha encantado, Lynn. Te la voy a tomar prestada. Creo tanto en el destino que los extravíos los vivo como señales, esas que nunca descifras en el momento, esas que se convierten en respuestas cuando comienzas un buen camino. Me hubiera gustado que me abrazara Hemingway, le diría susurrando al oído que aún busco al viejo cuando miro al mar.
Un besazo.

An dijo...

por aqui sigo, un saludo y un bico

Lynnsinhill dijo...

A ver,algo breve respondiendo que hoy toca actualizar.

Pues sí, An, menudo chasco se llevó la señora.

Pues supongo que alguien podría decir que los ha recuperado y hacerse de oro con ellos, príncipe.

Mar, te entiendo, las seis mil frases te tienen sitiada.

Descanso que me voy a comer. Pero vuelvo después a actualizar y a responder.

Inadaptado Social dijo...

Hola, muy bueno tu blog y como veo muy comentado. Un saludo de un Inadaptado. http://soyinadaptadosocial.blogspot.com

Te añado a mis favoritos y te leo!

Lynnsinhill dijo...

Gracias, Carlos, no olvides el Pere Lachaise, eh?

Pues con tranquilidad, Mireia, siempre.

Deni, marchamos bien las dos. Gracias.

Pues nada, ya lo he hecho, Su.

Capitán, la moraleja es lo que ha de quedar.

Un placer que te guste, si es que me emociono con tus palabras, Ibán.

Ara, puedes tomar prestado lo que quieres que no soy la SGAE, si lo fuera no andaría por aquí. Con lo cual no estoy pidiendo que me atraquen el blog.

Pues espero que te adaptes bien al blog, inadaptado. Perdona la broma facil, me he tentado la poca gracia.

An dijo...

:D

Azul... dijo...

"...empezar de nuevo, casi siempre, es mejor que recomenzar por un mal principio"

La de Maestrías que tengo yo en ello =o)

Un besote, Lynn

Leicca dijo...

A veces uno viaja con demasiada carga y no lo sabe. .
Y vaya. Que lo importante está en otro sitio, y es bueno encontrar a quien lo sabe.

(Vuelve a olerme a bondad el texto. Qué le voy a hacer.)

Un beso, guapa.