por Lynnsinhill

MANTENERSE JOVEN


Al hombre le habían rastrillado la cara, como si fueran a plantar girasoles en los surcos, que romperían la piel con el lozano sol de julio.

Después, los andares se tambaleaban al mínimo roce de un vecino apresurado del supermercado que se le adelantara para coger los yogures, y llevaba el pelo teñidísimo o empelucadísimo que ocultaba su sesera octogenaria a los pájaros cagadores de las alturas.

Y la camisa hawaiana, su cuerpo de hombre de gran envergadura agarrando el carro de la compra con unos dedos vestidos con un raído y descolorido abrigo de piel humana.

-¿Para llevar a casa? -soltó la cajera de pintas afroamericanas.

El hombre asomó una sonrisa destartalada.

-No. ¿Acaso cree que yo no puedo ocuparme de cargar la compra de mi casa? Soy más joven de lo que parezco, lo que pasa es que en mi juventud tomé mucho el sol, y por eso estoy más envejecido y parece que tenga ochenta cuando en realidad tengo sesenta.

La cajera le miró calibrando cada una de sus palabras .Si por ella hubiera sido les habría pasado el código de barras a cada una de ellas y luego se las habría cobrado por escucharlas. "Porque escuchar tiene un precio, no es gratis, ya tengo bastante con lo mío"- pensó refunfuñando y ataviando su cara con su sonrisa.

El hombre se cargó con su compra encorvándose con la leche, las botellas de vino y agua...parecía un árbol viejo quejándose por lo mucho que pesan las ramas y las hojas en primavera.

Luego llegó a casa, dejó las cosas y se desparramó por el sofá. "Desde luego -pensó- cuesta mucho, muchísimo mantenerse joven".

23 comentarios:

Persio dijo...

mantenerse joven y en pie, como un eterno árbol, como cada arruga de ese hombre adulto y cautivo de la experiencia.
grandes letras, me preguntabas si era mucho trabajo lo del blog, un poco si, pero es una buena excusa para obligarme a escribir diariamente, la ctarsis necesaria no?
saludos!

jerjes dijo...

La úñtima frase también deberías haberla puesto en negrita, que le da mucho sentido, y gracia, a todo el relato.

Muy bueno, me ha gstado mucho la entrada "como si fueran a plantar girasoles" jajaja

Bueno, venga, no te quiero ver relajada eh!, a escribir!!!...y aquí, entre tu y yo...ya he hecho eso, ya sabes...shhh, no digas nada ;)


Besos escaladora escalante

Lynnsinhill dijo...

Bueno,Persio, lo haces por placer, verdad? Si no fuera así se notaría y habría cero lecturas, aunque, a veces, ya las tenemos, pero tampoco nos importaría. Cómo me enredo.
Por cierto, qué piensas de los postal service?

Jerjes, te he hecho caso, dudaba y me has convencido. Ahora me voy que tengo tres perros de los que ocuparme.

bye

jerjes dijo...

Sólo tres??...cobarde, hasta que no llegues a los 10 no conseguirás impresionarme! jaja

Lynnsinhill dijo...

Jerjes, hoy es sábado tarde, no es normal que la gente sana esté por aquí. Esta mañana sí que han estado, pero ahora,es saturday nigth fever...

Groucho dijo...

Yo tengo el secreto para mantenerse eternamente joven. Basta con marinarse en alcohol. El alcohol conserva los tejidos, lástima que destruya el hígado y el cerebro, pero no suelo usar ninguna de ambas cosas.

Lynnsinhill dijo...

Me produce pavor su metodo, creo que usare las cremitas de toda la vida y despues, ya se vera...

Denisa dijo...

Hola Lynn! No sé si volver a entrar en este blog, porque describes las cosas con tal belleza, lirismo y precisión que me hundes la moral como escritora.
"unos dedos vestidos con un raído y descolorido abrigo de piel humana." "parecía un árbol viejo quejándose por lo mucho que pesan las ramas y las hojas en primavera." "Si por ella hubiera sido les habría pasado el código de barras a cada una de ellas"
¿pero por qué no se me ocurren a mí estas frases?

Bueno, te deseo la mejor suerte y ya sabes...

¡Otra cosa! ¡Muchas gracias por tus comentarios y apoyo! Por cierto, las críticas también son bien admitidas.

Besos, Denisa.

Ara dijo...

Precioso Lynnsinhill. Me gusta pensar que las celulas que nunca envejecen son las ganas de vivir. En eso consiste ser joven, en creer que aun queda mucho por aprender a pesar de que nuestra piel tengas ya huellas del pasado.

Suzanne dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Suzanne dijo...

Muy dulce el relato... y como reflexión: siempre he pensado que para que lo demás pienses que estás joven, no hay que quitarse años, hay que ponérselos. Voy a votarte un día más... tienes mucho estilo haciendo cuentos.

Lynnsinhill dijo...

Nada más lejos, Denisa, que querer hundirte la moral, ya sabes, cada uno tiene su estilo, su marca, y transmite unas cosas de una manera.
Sigue así, porque para mejorar, lo mejor es practicar, así sale todo, y yo me tomo el blog como un gimnasio.

Pues sí, Ara, las ganas de vivir, aunque sé de gente que las tiene muy envejecidas. Por eso, hay que cuidarlas mucho.

Suzanne, tu truco de belleza parece bueno, algún día puede que lo ponga en marcha. Gracias por tu voto de confianza.

jerjes dijo...

Entonces hacemos el dueto??...mira que tendríamos exito seguro eh!

Denisa dijo...

Era una manera de hablar, mujer, lo que quiero decir es que es muy bueno y que me maravilla leer cosas así. De todo se aprende, así que de dejar de entrar nada.

Besos, Denisa.

PETIT COCHON dijo...

así que este hombrecillo infeliz se niega a aceptar que ya es grande y necesita ayuda. la verdad es que da mucha pena, pero... en fin. es ficción.

no dejes de escribir!!!

pequeñoIbán! dijo...

Supongo que esa es la edad kafkiana

Aunque quizá más difícil que mantenerse joven sea llegar dignamente a viejo. Otra cosa es saber lo que es la dignidad

Un saludo!

Lynnsinhill dijo...

Bueno, yo decía que la edad kafkiana estaba en los veintitantos, que es la edad en la que puedes comprenderlo todo y no entiendes nada, pero la tuya es una buena sugerencia.

bye

Ara dijo...

Me acerco a saludarte. Ando lejos del hogar, así que tardaré unos días en actualizarlo. Gracias por las visitas.

vaderetrocordero dijo...

No se puede tener todo. Ahora que vuelvo a tener tiempo para conectarme y comentarte (ya empiezo a verte una linea de estilo, hum...) preferiría no tenerlo. No hay consuelo posible cuando te duele por tí y por el otro.
¡Bueno, basta ya! En serio, te deseo mucha suerte con el concurso, que ya veo que andas muy bien situada.

Mar dijo...

Leyendo "Mantenerse joven" recordé la importancia de los años y de lo bueno que se siente escuchar a mi abuela de 100 años decir:

" ¿Internet es un helado? " " Yo quiero uno, pero yo lo pago ".

La inocencia siempre ligada a la autosuficiencia.

Besitos Lynn

Susana dijo...

Gracias por la visita, yo ya me había pasado por aquí alguna que otra vez, siempre desde el blog de kasandra.

Un saludo :-)

El Buen Salvaje dijo...

Estoy de acuerdo con muchos comentarios, empezando por los que alaban la calidad de tu literatura.

La reina de Inglaterra se mantiene en ginebra, como Groucho en el siglo XXI, pero para mantenerse joven, no hay nada mejor que comprender y relacionarse con niños. Mano de santo, oiga.

Yo este año he cumplido los 45 porque me ha dado la gana (reales son 32). Es una edad sexy y muy interesante. Y si no, mirar al George Clooney ese. O a Richard Gere. No pienso cumplir años hasta los 46.

Un saludo.

Betote dijo...

Un primer párrafo demoledor. El tiempo es un hijo de puta que siempre nos gana a los puntos.

Un saludo.