por Lynnsinhill

EL CUENTO DEL PERSONAJE, ÚLTIMA PARTE


Esta vez la escalera tenía concurrencia, atletas urbanos que subían y bajaban ,sin mostrar cansancio, los quince pisos de la institución. Me los imaginé desperdigándose por la ciudad con los voraces cuentakilómetros de sus piernas.


Pero al poco me vi caminando de nuevo solo, atravesando un pasillo inmenso que de repente se resquebrajó en otros tres. En fin, -razoné- ni derechas ni izquierdas, nada de extremismos y siempre el camino del sabio: el del centro. Seguí por ese pasillo, sin ventanas, opaco, como el nicho de un gusano tremendo. Llegué a su final y desemboqué rodeado por los mismos pasillos de antes.


Y allí estaban, de nuevo, una mesa y un sujeto. Me acerqué glorioso, sabiendo que había tocado el techo jerárquico y que ese hombre encarnaba la voluntad suprema. Esos cuarenta años, quizás esa flor de madurez, esa tez donde se fruncía el ceño de un hombre meditabundo: ése era sin duda el rostro de mi salvador.


-Realmente grave si Don Camilo le ha dejado pasar –pronunció mi desconocido nada más atisbarme.
-Sí, deduce bien caballero –anuncié yo dispuesto a concluir aquel peregrinaje con un apabullante sí a mis requerimientos, de modo que enseguida me encendí, ataqué con todo mi contingente verbal y le expuse mi situación.
-Bien, ¿pretende usted dar a su historia dimensiones de novela? –replicó él impertérrito como un Buda en su templo.
-Sí, sí, mire le pondré un ejemplo para que comprenda mejor, si me permite ¿Se imagina a Ulises teniendo que llevar a cabo su Odisea en tan sólo cuatro páginas? Suprema aberración,¿verdad?


El hombre se lo representó, se enroló en el barco de Ulises y navegó por esos mares atestados y sembrados de peligros a un ritmo trepidante. Extenuado, muerto por el esfuerzo mental de cuatro páginas desquiciantes, levantó la vista hacia mí y me dijo con sus ojos desencajados:


-Imagínese usted, quinientas páginas de un cuento de Andersen.
Yo me lo representé, me lo representé y me lo representé. Era horrible, desnaturalizado, espeluznante...

-¿Y bien? , ¿Qué desea usted entonces? –preguntó sonriente aquel ejemplar de las altas instancias.
Yo con la mirada absorbida por el terror, con el gesto petrificado y todavía bajo los efectos de la contundente visión le dije:


-Deseo ser leído sin agotar y sin aburrir.


Él me miró asintiendo como un juez orgulloso ante la respuesta juiciosa de un delincuente juvenil que abandona todo sus arrebatos de rebelde para abrazar la causa de vivir en sociedad.


Así que, entendiéndolo todo, me di la vuelta y con la satisfacción de una dignidad reparada, volví al seno de mis maravillosas y adecuadas cuatro páginas. Quinientas páginas de mí mismo, ciertamente, podía ser excesivo.

35 comentarios:

Javier Luján dijo...

Cuando salgas en el viaje, hacia Ítaca
desea que el camino sea largo,
pleno de aventuras, pleno de conocimientos.
Un saludo.

Mar dijo...

Lo sabíaaa !! Lo sabíaaaa!! Si es que al final tenía que ser así.

Besotes mi niña!

Y buenos días

Persio dijo...

je, que sutileza para decirnos tantas páginas personales, misticas e inocentes.
tal vez 500 folios serían demasiados, pero con uno solo no me basta.
amo leerte, gracias por la magia!

kasandra dijo...

Las ínfulas :)

Dicen que Joyce es el autor más comprado y menos leído.

Yo no creo que tuviera paciencia hoy para Ana Karenina. Pero siempre la tendría para Ana Ozores.

No recuerdo el nombre de tu personaje.

Pero si que me he dado cuenta de sus prejuicios.

Cuando juzgo que sería juzgado con justicia se convenció.

Yo creo que despositar la confianza en otro es buena manera de perder uno los ideales.


Saludos Lynnsinhill

Betote dijo...

Y en cuatro páginas se quedó, y aún le sobró sitio para despertar junto aun dinosaurio ;)

Saludete.

Spanjaard dijo...

He estado esperando para ver cómo terminaba, pero lo que menos me esperaba era la mención de atletas urbanos. Hace tiempo escribí sobre una escalada por la vida. Una carrera de 13 plantas que miles de maratonianos madrileños hacel al año. Un abrazo.

Leicca dijo...

Que el tamaño no es lo que cuenta!!!!

:-)

Muy bien Lynn.
Me gusta.

¿Ha pensado usted en ampliar o reducir su relato mientras tanto?

Jeje.

jerjes dijo...

Bien bien!!...además, no se que tienen de malo los cuentos...que en tan pocas palabras/páginas se pueda decir tanto....


Besos

La Otra Chilanga dijo...

De regreso... Huy, más de un bloguero podríamos seguir la conclusión del Personaje: a veces somos demasiado demasiado y no nos percatamos de ello.

Groucho dijo...

Lo bueno, si breve...

Ha hecho bien su personaje en conformarse con cuatro páginas, demasiado rollo puede llegar a agobiar, y conste que no lo digo por mí, ¿eh?

Suzanne dijo...

Y si tus tres partes de la historia lo pasases a word... creo que deberían sumar 4 páginas... si es perfecto, esta misma historia en 500 páginas hubiera sido demasiado...
El final es muy bueno!!!

Denisa dijo...

Final feliz para el más kafkiano de tus relatos. El personaje ha tenido una bonita forma de encontrar la humildad y así se nos ha hecho querido. Ha estado muy bien.

Besos.

Lynnsinhill dijo...

Bueno, a todos, me perdonaréis que os dedique uan respuesta conjunta.

PUES SÍ, ERAN CUATRO FOLIOS Y TIENE ALGO DE KAFKIANO. Y en fin, me voy a soltar votos que me queman en las manos.

Tyler Durden dijo...

Vaya... soy el único que deseaba que el personaje sí mereciera tantos folios...
Puede que ese personaje este aun en la mente de Lynn y tenga todavía mucho que decir, o puede que sea otro con autentica carisma y merecedor de un esfuerzo herculeo de Lynn para dedicarle un buen tomo...jeje ;)
Bss

Anónimo dijo...

http://alvarosinalba.blogspot.com/2007/01/
un-post-por-la-paz.html

Susana dijo...

Bueno, al final el pobre, sólo quería lo que queremos todos... que nos lean con atención, en profundidad, y resultar interesante ¿no?.

Un beso

RAYDIGON dijo...

Gracias por tu visita, tienes un lindo BLOG coleguita.

1 beso desde aquí.

Susana dijo...

Buen miércoles para ti tambien :-)

Leicca dijo...

en un comment que desapareció te decía yo que éramos tocayas...
no sé qué me pasa a mí con los comments que a veces desaparecne.

vaderetrocordero dijo...

Chispùn!
(sabes algo de la escuela de periodismo de Lille? Te suena?)

jerjes dijo...

cu cú...cantaba la rana...no recuerdo como seguía...buenas tardes Lynn!

Suzanne dijo...

buenas noches!!!

Denisa dijo...

Hola Lynn, que tengas un gran día tú también, que te sea leve y placentero el trabajo, que se ve que últimamente abunda. Besos

Mar dijo...

Buenos días Lynn!!!

Toy con insomnio ..asi queee.. pasaba por aqui hoy jueves.. y te voto. Besitos.

El Buen Salvaje dijo...

Muy bueno, Lynn.

¿De dónde sacas tanta inspiración?

Un saludo.

Suzanne dijo...

Buenas noches, de nuevo me estoy dando un paseíto para ver si habias actualizado... esperaré a mañana...

Ara dijo...

Me ha gustado el final, Lynn. A veces lo esencial es invisible, otras ocupa cuatro folios.
Saludos.

Susana dijo...

Buen finde :-)

jerjes dijo...

Hay escalada este finde?

An dijo...

me gustan, las ilustraciones quee usas, a mas de los textos, un votillo por hoy

Cronopio Urbano dijo...

Muy bueno!!!
¿La brevedad es siempre buena?
Además, el Gran Kafka escribió "La metamorfosis" en apenas una noche!!!
(¿Cuántos tomos de novelas deberíamos llevar escritos ya?)

Leicca dijo...

¿dónde estás, corazón?

Mar dijo...

No te vayas mamáaaa...note alejes de miiiiiii....

Te saludo, te beso, te voto y te extraño.

Denisa dijo...

Hola Lynn! mucho trabajo verdad? bueno, nosotros te esperamos.

Besos

jerjes dijo...

Yo nunca me fui...