por Lynnsinhill

SUAVE ES LA NOCHE


Sábado de miopes, la pantalla empieza a doblarse, a convulsionarse, y mis ojos se adaptan a lo que sea.

Estoy leyendo Suave es la noche, Tender is the night. Del marido de la desequilibrada Zelda, es decir, F.Scott Fitzgerald. Desfilan los americanos confortablemente y bohemiamente afincados en Francia, Europa es rica en diversiones, y las mujeres se calcinan en la playa untadas por contraproducentes aceites de coco.
Después, abandonan las costas cercanas a Cannes y corren a situarse bajo la sombra de la Torre Eiffel, que siempre las recibe con su proa de hierro izada en la noche parisiense.
Estoy en medio del libro, los matrimonios son libres y los maridos codician a las amigas de sus mujeres. Todas son preciosas, jóvenes, prometedoras, lanzadas a la vida por el camino de la fortuna. Y las noches son de los americanos que rodean París con su inglés afrancesado.

No hay comentarios: