por Lynnsinhill

A LAS PUERTAS DEL DIOS DE LAS ENTREVISTAS


Hoy he tratado de hacer una entrevista.

El sujeto parecía receptivo, medio sonreía ante la perspectiva de una entrevista más en su ajuar de hombre popular.

Yo me personé ante las puertas de su despacho, dispuesta a cazarle a él y sus declaraciones que ansiaba que fueran peliagudas, incendiarias, una sarta de críticas irrefrenables...

Y yo, yo, su contenedora, su cazadora, responsable de la forma y embellecimiento de la tensión social de su discurso.

Pero no, siempre se tuerce, y he esperado, esperado y llamado a su móvil (Tantas veces)...


Pero nada, sin entrevista, sin declaraciones, sin mis 60 euros de trabajo y cabreada, indignada en mi piel de persona obviada.

Una mañana dedicada a esperar, y cansada porque esperar y cabrearse cansa, agota, extenua la carrocería del desesperado.

Y mi cámara de fotos sin desenvainar, mi boli sin ser restregado por la superficie de una libreta, mi grabadora sin hundir su play y su rec expectantes y ese cretino... ese cretino... ¿Donde andará ese cretino?

Supongo que mi medio es humilde, y yo una veintisieteañera que aparenta 16...

En fin, la felicidad en esta vida nunca se coordina: cuando eres joven no tienes dinero, y cuando lo tienes la juventud es un marciano que una vez bajó a visitarte a tu planeta....

5 comentarios:

José Manuel Martínez Sánchez dijo...

Lo entiendo perfectamente, espero que no te frustren más los desaires de la vida, que a veces trae pétalos de alegría. Bye, bye.

Luismi dijo...

¿Recuerdas cómo nos imaginábamos a los 27 (yo tb los tengo) cuando teníamos 11? La vida no es que vaya descoordinada, es que es una estafa perfecta...

Y Lynnsinhill parece nombre de una vía 7a+... No vale "pillar"... o de primeras o nada.

Lynnsinhill dijo...

Será Lynn Hill, es una escaladora de Estados Unidos. En su honor, porque es una pionera, yo lo llevo.

Yolanda Smith dijo...

Cuando seas una periodista famosa será a ti quien te busquen los entrevistados. ¡Ánimo!

Lynnsinhill dijo...

Buen, José Manuel, me encantaría deshojar hoy una de esas flores de pétalos increíbles mientras me voy de escalada.


Y muchas gracias por esos ánimos, Yolanda, los agradezco, son puro golpcito en la espalda entre unas amigas.