por Lynnsinhill

DE "EL IDIOTA" DE DOSTOYEVSKI



Voy a quedarme en plena e inconclusa lectura de “El idiota” con permiso de Dostoyevski. Se me atragantó tanto personaje, tanta abundancia de charla y parloteo. Para colmo de males, resulta que “La casa del libro” me vendió un ejemplar que a los dos días ya estaba deslomado. Ya sé que en este caso la culpa y responsabilidad del asunto es un híbrido, una cuestión que deben dirimir la editorial Juventud y la Casita del...

En fin, no pienso ir a Madrid a reclamar. Dejaré el libro depositado en los estantes, codo con codo con “Los hermanos Karamazov” (de Dostoyevski y de la editorial juventud también), y vecino de puerta de “Crimen y castigo” y “Apuntes del Subsuelo”. Ya sabéis, todos vástagos de la mente del ruso.

Ahora arramblaré con “Manhatan transfer” de Dos Passos y “Primavera negra” de Miller.

De “El idiota”, extraigo unas nociones y es que el susodicho imbécil es un tipo bueno y cándido que en un mundo tan enrarecido no casa. Y por ello, de tan bueno, sus contemporáneos le achacan el piropo. Por cierto, también es epiléptico.

4 comentarios:

Murdock3 dijo...

Tampoco pude todavía con nada de Dostoievsky. De los rusos me quedo por el momento con Chejov.
Saludos.

Lynnsinhill dijo...

¿Has probado con Crimen y Castigo? Yo venero a este autor, pero reconozco que ciertas cosillas...
Puedes probar también con Apuntes del subsuelo.

Suerte con todo

Wicked Globapolitan dijo...

Tal vez necesitéis ser un poco más viejos para gustar de "El idiota", que es, a pesar del parloteo, una novela espectacular.
Para empezar, ¿cómo no enamorarse perdidamente de Nastasia Filíppovna? Y después, notad que Mishkin es totalmente quijotesco en todo -en su distorsión de la realidad y su incapacidad para estar en el mundo- menos en una cosa. Lo que Don Quijote tiene de iracundo, nuestro idiota lo tiene de manso...
Y por fin esas situaciones folletinescas del final, con las dudas de nuestro héroe, que si Nastasia, que si Aglaya, y esos abandonos ante el altar... en fin, puro Dostoyevski: vértigo, pasión, caos pero sobre todo un asombroso conocimiento del alma humana.
Nota final. Os recomiendo la traducción de Cansinos Assens: una joya.

Lynnsinhill dijo...

No te creas que me he rendido, lo tengo muy pendiente y es un remordimiento en mi conciencia de lectora cada vez que lo atisbo entremetido entre mis librejos...
Pero es que tuve muy mala pata con la edición, prácticamente se deshace entre mis manos. Me ha costado leer tu comentario, pues destripaba, pero agradezco que intentes reengancharme y llevarme por el buen camino.