por Lynnsinhill

YOSEMITE LOVES PUIG CAMPANA


Intencionado, intencionadísimo. Las huestes especuladoras son la mano negra, es una horda, una epidemia de mentes que construyen urbanizaciones en sus seseras y luego queman los obstáculos achicharrándola con su ignorancia.

Hablo de Finestrat, del Puig Campana, de Sella, de este incendio que un “imagina urbanizaciones” ha auspiciado arrendando a un sin escrúpulos para la tarea. Hablo raro, tan raro como las mentes de esos tipos.

Todavía no se entiende que la naturaleza es turismo, paisaje, catedral natural...
Miren al Yosemite, parque natural de EE.UU, lugar de peregrinaje de los arrambla rocas (escaladores) y enamorados de la arquitectura de la naturaleza (que son muchos, muchos y todos ellos con cámaras jadeantes y estresadas de tanto flash y tanto zoom).

El Ayuntamiento de la ciudad lo tiene claro: ha sido intencionado. Hace diez días los bomberos sofocaron un conato de incendio, pero el alcalde lanza un mensaje claro y contundente como una acción del Capitán Planeta (legendario héroe de dibujos de mi época que insufló en mí el respeto, amor por la naturaleza).
Pues bien, el alcalde afirma: “Jamás podrán construir aquí porque en los años 80 se decidió proteger la zona”. ¿ Se desintegra la más remota posibilidad de montar un lego hills en el Puig Campana o siguen las cábalas?

Subir, ascender, admirar, respirar, vibrar, vislumbrar, y virar, como los barcos, con la mirada asediada con mil imágenes impregnadas de verde-pino, azul- cielo y tierra-viva. El romero y el tomillo brotando hasta los pulmones con sus hebras de aroma a Mediterráneo, y nada más que eso, y nada más que todo.

¿Qué es lo que no se entiende?

2 comentarios:

lodudado dijo...

Me suena algo de Terra Mítica? Confirmamelo.

Lynnsinhill dijo...

Si, te suena bien. Ya sabes, como el chiste del país, "cuidado otro incendio puede provocar otro parque de atracciones"