por Lynnsinhill

PAPA RATZINGER Z EN VALENTIA


Mis prácticas en Periodismo me llevaron a Valencia. Mi única razón para ello era huir del verano de Madrid, de esas tórridas calles por donde la contaminación se desliza y el estrés es un vaho que segregan los habitantes.

Valencia es una ciudad antigua como lo proclaman las Torres de Quart nada más avistar sus contornos. Después fluye el Barrio de el Carmen, la Plaza de la Reina, el Micalet... Más allá surge Calatralandia, bajo el seudónimo de Ciudad de las Artes y las Ciencias y a la que yo medio desprecio por ser un mosquito aposentado en la piel de Alicante y Castellón.
El dinero es ahí, algo así como viva la “manga ancha presupuestaria” y ahora, el colmo de los “colmares”, será ese púlpito para el Papa con un diseño millonario y montaje exorbitante. Exactamente 600.000 Euros todo para después ser desmontado(supongo que el Papa vendrá para hablar sobre la era de la construcción y no de la pobreza porque, si no es así, difícil se lo han puesto los valencianos).

El ciudadano entonces ¿Qué es? Supongo que un simple turista que sólo gasta cámara polaroid o digital, y al que con este tremendo desembolso se le cubren todas sus necesidades. Esto va dirigido a los expertos en BLA, BLA, BLA...
(al Papa lo excluyo de mi polémica).

Si quieres más: LEVANTE

No hay comentarios: