por Lynnsinhill

¿QUIÉN ES EL GRAN HERMANO?


Si Winston Smith y todos sus contemporáneos hubieran tenido prensa, seguramente se habrían ahorrado un estado totalitario que se empeñaba en demostrarles día tras día y tras una increíble manipulación de la historia que cualquier tiempo pasado fue peor. Así mentira tras mentira, la verdad era sustituida por una suerte de engendro subnormalizador que aislaba a cada individuo en la ignorancia de la libertad. Ya sabía George Orwel entonces, que la verdad es una forma de libertad dejándola caer con tintes de dogma en su novela 1984. Con esto el mundo se sumía en una especie de ignorancia de sí mismo, incapaz de entenderse y liberarse del yugo de la mentira. De este modo qué eran los seres humanos, pues eran de todo menos eso: eran soldados al servicio de la causa de la mentira.

No hay comentarios: