por Lynnsinhill

LA BANCARROTA SEGÚN BALZAC


Ahora que Ratzinger Z campa a sus anchas por sus recién estrenados dominios vaticanos hablando de reunificaciones y pecados al modo de un Gran General de los ejércitos cruzados, resulta que yo ando entre monjas de residencias universitarias emparanoiadas con chimeneas y humos blancos, negros o grises. En fin esperemos lo mejor de la Iglesia que siempre provee por el bien de sus fieles. Por cierto, anda en bancarrota, entre tanto boato artístico , obras magistrales e irrepetibles del arte, esas incunables pinturas sixtinas, resulta que sus cuentas andan estragadas, su hucha es raquítica y sus obras sociales múltiples. De modo que, ellos sufren el mal del coleccionista. Ese mismo que inmortalizaba Balzac en El Primo Pons, aquel hombre de vida mísera, asiduo a las lujosas comidas de sus parientes (únicas comidas dignas que podía catar ya que su presupuesto andaba comprometido con su causa coleccionadora) y que era incapaz de desprenderse de ese ajuar artístico en el que Durero era el rey. Ese mal descrito por Balzac es el que aqueja a la Iglesia ahora, supongo que los cristianos andamos escasos de espíritu ONG y no cedemos ni un ápice de nuestro patrimonio salarial. Economistas y contables, clamad a la puerta del Vaticano pues allí hay trabajo.

FIRST DAY IN PARADISE

Día post nuevo Papa" y ayer fue el día inaugural de este módulo de redacción multimedia. Aqui confirmamos una realidad, y es que al igual que se decía Mark Renton, intentando de introducir un poco de ánimo a su alma de yonqui atormentado, pero éste refiriéndose a la música: "la comunicación está cambiando".
Así las ventajas de este nuevo universo de información son inconmensurables. Hablemos pues de esta maraña de ventajosas posibilidades:
1) Nos absorbe: un internauta se enchufa a internet y se pierde entre tanta página. De modo que es pura actividad mental, dedos inquietos que no cesan de teclear direcciones y enredarse en datos. Nos convertimos en ávidos procesadores de información, encaminando nuestro destino en la red, y por tanto somos activos. Dejamos noqueado al ser pasivo que supone el tele espectador.
2)Ser internauta, es estar al cabo de la calle, como un periodista que rastrea entre pantallas, palabras e imágenes. Si algo sucede, el primero en saberlo será él: internet. Por eso nos hacemos adictos a él, por esa maravilla de privilegiarnos con la primicia.
3) Y su transnacionalidad, ese puente de información que se teje sobre las distancias. Recuerdo mi estancia en USA, y como la página de El Mundo llenaba mis ganas de España. Saber de mi país me parecía un desayuno ineludible.
4) Y todo junto, todo mezclado, como en una pócima mágica de información: música, imágenes, videos, palabras...
Ciertamente da mucho por muy poco.
Y podría hablar de una 5) y de una 6),7),8),9), es decir de un número infinito. Resumamos infinitas ventajas e infinita información.
Pero sobre todo, planea la subrealista posibilidad de que yo esté aqui contando todo y nada

EL PAPA QUE VINO DEL HUMO BLANCO

Nuevo Papa, Ratzinger ha ganado, se ha alzado con la copa del pontificado disputada con ahínco y lucha de influencias entre todos los dignos al cargo.
Este alemán tiene mucho que demostrar y escaso tiempo para ello ya que sus 78 años le harán usuario en breve del "papamóvil" y todos los cuidados hospitalarios que en su día se le prodigaron a Juan Pablo II.
Dentro de cinco año volveremos a clavar nuestra mirada en la chimenea del Vaticano.
Al menos, como decía nuestro apocalíptico Nostradamus, éste no es el Papa negro que avistará el fin del mundo. Cinco años más de vida aguardan a este mundo cristiano. Vivamos pues con alegría nuestra prórroga.

Más enlaces interesantes:
http://nene2002.galeon.com/index2.htm
http://www.thesecretofthestars.com/visualbox1.htm
http://www.iespana.es/mscperu/ornueva_evangRatz.html

En las montañas de la locura

Este es el primero, el pionero, la avanzadilla, la primera línea de esta cruzada de palabras que no pretenden ser perennes. Simplemente llegar a ser leídas, conmocionar a un par de mentes sobre algo que es tan universal como el indagar en la vida ajena.